Alberto Contador, arropado por su equipo en la jornada de ayer
Alberto Contador, arropado por su equipo en la jornada de ayer - REUTERS
CICLISMO / GIRO DE ITALIA

Campitello Matese, prueba de fuego para Contador

«Es un día complicado. Lo tenía en mente antes de mi caída, podía haber atacado, pero ahora tendré que ir con calma», dice el líder

Actualizado:

La alta montaña llega al Giro de Italia, lo que supone la primera prueba de fuego para Alberto Contador y su maltrecho hombro izquierdo. La 8ª etapa partirá de Fiuggi para llegar a Campitello Matese tras 186 kilómetros y después de superar dos puertos de montaña, el último de ellos con la meta en su cima. El líder de la carrera posa una mirada distinta sobre estas rampas después de la caída que le provocó la dislocación. «Es un día complicado para mí. Lo tenía en mente antes de mi caída, porque era una etapa en la que podía haber atacado», explicó. «Pero ahora tendré que ir con más calma y cuidado en la bici, esperando a ver lo que hacen mis rivales».

Los corredores deberán ascender el Forca d'Acero, un largo puerto de 2ª categoría situado a 80,7 kilómetros de la salida, una oportunidad para una fuga. Serán casi 30 kilómetros de subida aunque no toda forme parte del puerto, y el largo descenso con varios repechos de entidad de por medio les llevarán a la base del Campitello Matese (1ª). La subida al segundo final en alto del Giro será de 13 kilómetros, con 900 metros de desnivel, unas rampas con un desnivel medio del 6,9% y con una pendiente máxima del 12%.