Rui Costa rompe la maldición del arcoíris en Suiza
Rui Costa, durante la sexta etapa de la Vuelta Suiza - efe
ciclismo | Vuelta a Suiza

Rui Costa rompe la maldición del arcoíris en Suiza

Tercera victoria consecutiva en la Vuelta a Suiza para el ciclista portugués, que se estrena como campeón del mundo

Actualizado:

Ganar una carrera ciclista vestido con el maillot arcoíris, el que acredita como campeón del mundo, vale por dos. A la prenda le sigue tras los años una especie de maldición que se apropia del que la porta: muchos grandes ciclistas completan temporadas inexplicablemente malas cuando son campeones del mundo. En los casos más extremos, algunos sufren terribles desgracias personales.

La maldición le sobrevolaba por encima al portugués Rui Costa, que nueve meses después de haber ganado el arcoíris en Florencia todavía no había estrenado su palmarés. Pero hoy el ciclista de la Lampre se ha estrenado a lo grande, venciendo la última etapa de la Vuelta a Suiza y llevándose también la clasificación general por tercer año consecutivo.

Costa empezó la jornada tercero, a 1:05 de Tony Martin. El alemán había aguantado en la montaña y arrasado en los kilómetros contrarreloj de la carrera, una especialidad en la que es el mejor ciclista del mundo. Ayer aguantó en Verbier, el puerto donde Contador ganó a Armstrong en el Tour 2009, pero los tres puertos de primera de la etapa de hoy fueron demasiado para el teutón.

Costa atacó de lejos junto a Mathias Frank y Bauke Mollema, tercero, cuarto y quinto de la general. Martin luchó en solitario en la subida a Verbier, pero terminó cediendo 2:17 en un duelo entre campeones del mundo: el de la ruta (Costa) frente al de la contrarreloj individual (Martin).

Por delante, a dos kilómetros de meta, Costa atacó a Frank y Mollema para acrecentar la mística: difícilmente habrá una victoria más grande que la conseguida de arcoíris y en solitario. Tras ganar en Suiza otra vez, el portugués participará en el Tour de Francia, donde pese a buenas actuaciones en el pasado –ha ganado tres etapas en su carrera, dos de ellas en 2013–, quiere asaltar la clasificación general.