Valencia se plantea la opción de abrir la puerta grande con dos orejas a un toro

El nuevo Reglamento de la Comunidad valenciana protegerá las plazas singulares e históricas

valencia Actualizado:

El nuevo Reglamento de Espectáculos Taurinos garantizará la supervivencia de las plazas de toros singulares o históricas de la Comunitat Valenciana, que podrán plantear excepciones a la normativa estatal por sus peculiaridades, según informa Efe. Así lo ha asegurado el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, tras presentar a los expertos del mundo del toro las novedades más destacadas de la normativa que está preparando su departamento para adaptar a la Comunitat el marco legal nacional, han informado fuentes de la Generalitat en un comunicado.

Según ha avanzado a empresarios, ganaderos, veterinarios y profesionales taurinos -Vicente Barrera entre ellos-, el Reglamento de Espectáculos Taurinos garantizará «la supervivencia de determinados aspectos propiamente valencianos».

En concreto, regulará las características específicas de las plazas de toros históricas que «por sus peculiaridades no se adaptan a las medidas estándar del resto», y que podrán plantear una excepción al cumplimiento de los requisitos establecidos «siempre que se justifique técnica y documentalmente la imposibilidad de su adopción».

En la Comunitat presentan peculiaridades históricas plazas como las de Algemesí y Bocairent (Valencia); las de Castellón, Vinaroz, Villafranca, Morella, Onda, Benasal, Oropesa y Vall d'Alba (Castellón); y la de Monóvar, Elda y Ondara (Alicante).

Se abre el abanico a la presidencia

Como novedad, el conseller ha destacado que «se abre el abanico de personas que pueden ostentar la presidencia de un espectáculo taurino», un cargo que podrá ocupar «toda persona con aptitud para ello».

En materia de asistencia sanitaria, en las plazas y recintos taurinos será obligatoria la existencia de un servicio sanitario, con la posibilidad de suspender el espectáculo si no se cumple este requisito.

La nueva normativa introduce también la prohibición expresa de la venta o reventa encubierta, y un nuevo procedimiento de autorización de los espectáculos taurinos, que establece que las solicitudes para realizarlos deberán presentarse diez días naturales antes de su celebración, frente a los cinco días que da el Reglamento nacional.

Respecto a la lidia, el conseller ha explicado que se está estudiando abrir únicamente la puerta grande cuando se hayan cortado dos orejas a un mismo toro, ampliar a 48 horas la llegada de las reses para que puedan ser sustituidas, frente a las 24 horas de antelación actuales, o reducir la puya de 29 a 26 milímetros para evitar sufrimiento a la res.

Asimismo, Gobernación está analizando la posibilidad de autorizar un cuarto par de banderillas si se ha ejecutado con «un alto de excelencia», o su reducción a dos pares cuando las condiciones de la plaza así lo exijan.

El reglamento valenciano también delimita el aforo de las plazas en función de las vías públicas disponibles en caso de evacuación, prohíbe la venta de bebidas en envases de vidrio, introduce un estribo longitudinal a ambos lados de las barreras que delimitan el coso, y controla el aforo de los burladeros del callejón.