Paco Ureña, por la Puerta Grande, ha sido declarado triunfador de la feria
Paco Ureña, por la Puerta Grande, ha sido declarado triunfador de la feria - Efe

San Isidro 2019: una feria apasionante

Brillan los nombres de Ureña, Ferrera y Roca Rey en un ciclo en el que han embestido muchos toros

MadridActualizado:

Apasionada y apasionante: así ha sido la Feria de San Isidro. Ha habido toros y toreros; buena asistencia de público; salidas en hombros y corte de trofeos; grandes faenas; revelación de nuevos valores; toros bravos; polémicas; percances; aumento de espectadores jóvenes…

Cuando Simón Casas decidió incorporar el «bombo», lo rechazaron Morante, Manzanares y El Juli (este último aceptó, luego, sustituir al lesionado Enrique Ponce). Ellos sabrán si les compensa. El público no los ha echado de menos. Muchos toros han embestido y muchos diestros se han entregado. Cuando el número de festejos no crece, es la única estrategia para no quedar descolgados.

El público

Sin tener todavía todos los datos, unos pocos son ya muy claros. En 34 festejos, la media de ocupación ha rondado el 80%. Se ha puesto el ansiado cartel de «No hay billetes» en 8 tardes. Se han vendido 641.419 localidades. ¿Hay algún otro espectáculo, en Madrid, que alcance esto? Todos estos números son mejores que los del año pasado. Hay también síntomas de que han aumentado los espectadores jóvenes; quizá, sobre todo, atraídos por el brillo de las dos nuevas figuras, Roca Rey y Pablo Aguado.

Los triunfadores

Han abierto la Puerta Grande nada menos que cinco diestros de a pie: Miguel Ángel Perera, Roca Rey, David de Miranda, Antonio Ferrera y Paco Ureña. Y tres rejoneadores: Leonardo Hernández, Pablo Hermoso y Lea Vicéns. Dos orejas en dos tardes han cortado Ginés Marín y Román. Un solo trofeo, Juan Leal, Emilio de Justo, Eugenio de Mora y Curro Díaz, más el novillero Rafael González y los caballeros Cartagena, Diego Ventura, Sergio Galán, Martín Burgos, Joao Moura y Telles.

Además de lo numérico, hay que resaltar algunos aspectos. Por fin ha abierto la Puerta Grande de Madrid Paco Ureña, demostrando que nada le ha afectado la pérdida de un ojo. Antonio Ferrera ha hecho, sin duda, la faena más original e inspirada. Roca Rey ha confirmado que es la primera figura, con una gran faena y superando la prueba de lidiar toros de Adolfo Martín. La revelación ha sido David de Miranda, hasta ahora, muy poco conocido. Sin cortar trofeos, ha mostrado Pablo Aguado su calidad singular, que lo convierte, ahora mismo, en una gran esperanza.

Los toros

Han lidiado bravas corridas de toros Adolfo Martín, Escolar, La Quinta, Garcigrande y Santiago Domecq. Si hablamos de toros sueltos, recuerdo los sextos de Parladé, Juan Pedro, Victoriano del Río y Santiago Domecq. (La broma de este año: «No hay sexto malo»). También, «Carasucia», de Valdellán; «Pijotero», de Fuente Ymbro; «Enviado», de Montalvo; «Fogoso», de La Quinta; «Poeta», de Garcigrande…

Las cuadrillas

Han tenido brillantes actuaciones los picadores Juan Francisco Peña, Manuel Bernal, Óscar Bernal, Félix Majada, Pedro Iturralde; los banderilleros Fernando Sánchez, Iván García, Curro Javier, Chacón… En general, también ha sido una buena Feria, para las cuadrillas.

La conclusión es evidente: una Feria excelente. Demuestra la vitalidad de la Fiesta, a pesar de todos los ataques que recibe y que, quizá, también la fortalecen porque acuden a las Plazas nuevos públicos, por reacción frente a tanto sectarismo. A los profesionales les toca la responsabilidad de no defraudarlos.