Puerta grande para Jesulín y Rivera

JAVIER LÓPEZ HERNANZCASTELLÓN. El festejo que más expectación levantó en la feria colmó la ilusión del festivo público que abarrotó hasta la bandera el viejo coso de Ribalta. El buen aficionado salió

JAVIER LÓPEZ HERNANZ. CASTELLÓN.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El festejo que más expectación levantó en la feria colmó la ilusión del festivo público que abarrotó hasta la bandera el viejo coso de Ribalta. El buen aficionado salió menos conforme, pero al menos disfrutó con el bravo lote de María José Barral -que sustituía a la anunciada de El Pilar al ser rechazada- que le correspondió a Jesulín de Ubrique en su despedida de Castellón. Cortó tres orejas, pero estuvo por debajo de sus antagonistas. Salió a hombros en compañía de Francisco Rivera Ordóñez, mientras que Cayetano no tuvo opción en su debut en la capital de La Plana.

Jesulín desorejó al bravo segundo en una faena entonada, pero por debajo de la calidad del toro, que resultó pronto, repetidor, franco y humillador. Firmó muletazos mandones y templadísimos, pero las series debieron ser más largas. También dio un bravo juego el que hizo cuarto. El de Ubrique volvió a estar aseado, pulcro y dominador, pero no llegó a cuajar al de Barral como merecía.

Francisco Rivera arrancó una oreja al segundo por un trasteo pueblerino, al igual que en el quinto. Cayetano quedó inédito frente al inválido sobrero. Con el molesto sexto tampoco le sonrió la suerte. A pesar de no tener un lote propicio, se le vio sin las ideas claras y desbordado por una situación desfavorable.