El PP pide bajar los costes para facilitar los festejos populares en Castilla-La Mancha

El gasto medio ha incrementado en un 25% en los últimos años: de 3.225 euros a 4.510

ABC.ES
TOLEDOActualizado:

El grupo parlamentario popular ha presentado en las Cortes de Castilla-La Mancha una Proposición No de Ley (PNL) con el fin de pedir a la Junta que modifique el nuevo Reglamento de Espectáculos Taurinos para evitar «costes añadidos innecesarios» y hacer viable la celebración de estos festejos.

La iniciativa parlamentaria, que ha sido calificada por la Mesa de las Cortes regionales y publicada en el Boletín Oficial del Parlamento autonómico consultado por Efe, surge después de que el Gobierno autonómico haya aprobado un nuevo Reglamento que eleva los costes de los espectáculos taurinos hasta un 25 % debido a la inclusión de nuevos requisitos.

Ante esta circunstancia, el PP solicita, «sin mermar la seguridad», que se eviten «costes añadidos innecesarios», se «aminoren otros gastos de gestión» y «se estudien y faciliten todos los requisitos de gestión sanitaria».

Inviables

Todo ello, añade, «en aras a hacer viable la celebración de los festejos populares en todos los municipios de Castilla-La Mancha, como ha ocurrido a lo largo de la historia».

Hace unas semanas, cuatro empresarios y gestores de festejos taurinos de la provincia de Guadalajara denunciaron en una rueda de prensa los perjuicios económicos de la nueva regulación, que a su juicio recoge «obligaciones difíciles de satisfacer y que encarecen los festejos hasta hacerlos inviables».

Entre otros, denunciaron que el nuevo Reglamento exige «un número desproporcionado de personal sanitario», pues mientras que en las corridas de toros se exigen seis profesionales sanitarios, en los festejos populares se requieren diez de forma obligatoria. Además, se obliga a contar con una ambulancia, una UVI móvil y, en caso de reses de más de 36 meses, de una UVI de soporte vital básico.

Los empresarios criticaron que el coste medio de un festejo ha pasado de 3.225 euros en 2015 a 3.580 euros en 2016, al incrementar un equipo médico más, y que ha aumentado hasta los 4.510 euros en 2017, un 25 % más en dos años.