El Juli
El Juli - Efe

Pleno de El Juli, a hombros con Cayetano, y bronca para Morante en Salamanca

Julián López cuaja una gran tarde de cuatro orejas

Salamanca Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los diestros El Juli y Cayetano han sido las verdaderas estrellas de la 'tarde de estrellas' al estrenar la puerta grande de Salamanca, en una corrida con toros de la ganadería salmantina de Garcigrande y Domingo Hernández en la que Morante de la Puebla ha sido abucheado y abroncado en ambos astados.

El primero en aparecer en el ruedo ha sido el más que polémico, y mediático, Morante de la Puebla que ha demostrado la cruz de su moneda, sin que llegara a poner orden en un absoluto desorden tanto en la suerte de varas como en la de banderillas.

Morante no quiso seguir con la lidia y abrevió con la espada, aunque lo hizo sin ganas y con deseos de acabar, que le valieron la bronca más absoluta vista en los últimos tiempos en La Glorieta de Salamanca.

Con el segundo de su serie, 'Saltacotos', el de La Puebla del Río (Sevilla) ya estaba sin ganas y con deseos de irse de Salamanca, aunque con este toro lo intentó por bajo y ante los dos pitones, pero mató de media estocada, llevándose otra bronca del respetable.

Frente a este descalabro, El Juli apareció en La Glorieta con torería, comenzando con verónicas y alguna chicuelina, demostrando poder ante su enemigo, firmeza y relajado con la primera tanda al natural, además de un pase de pecho largo y un molinete.

Pero todavía estaba lo mejor por llegar, cuando cogió la espada y la enterró hasta el fondo que hizo caer al toro de forma inmediata, lo que le valieron dos orejas y aplausos para el toro en el arrastre.

Y siguió El Juli, en su segundo, con la misma torería, la misma madurez e idéntica profesionalidad. Toreó por bajo, llevando al toro hacia los medios y con la diestra fue sacando lo mejor que 'Posadero' tenía, matándolo de una estocada trasera y acertó con el descabello, llevándose de nuevo las dos orejas.

Cayetano abrió su serie con la zurda, pero no logró entenderse con su toro, al que le costó sacar varios muletazos seguidos porque su enemigo se paró demasiado pronto. Con la espada dejó una estocada que hizo que el toro cayera de forma rápida, aunque hubo división de opiniones para el toro y silencio para Cayetano.

En su segundo, y el último de la tarde, el diestro madrileño comenzó despacio y logró cuajar una buena tanda de derechazos, además de un cambio largo de mano largo y unas manoletinas que ya lograron el respaldo de la afición. En un principio, entró a matar recibiendo, pero falló, aunque posteriormente dejó una estocada arriba, logrando las dos orejas y la vuelta al ruedo al toro.

Toros de la ganadería salmantina de Garcigrande y Domingo Hernández, bien presentados. Ovación para el primero de El Juli y vuelta al ruedo para el que cerró la tarde, lidiado por Cayetano.

Morante de la Puebla: Bronca en sus dos toros.

El Juli: Dos orejas y dos orejas.

Cayetano: Silencio y dos orejas.