Campo Pequeno
Campo Pequeno - Reuters

El patasblancas «Gitano», nuevo atractivo del Museo Taurino de Lisboa

Más de 30.000 personas, de 110 países han visitado las exposiciones del coso lisboeta de Campo Pequeno

LISBOAActualizado:

Un toro de encaste Vegavillar, de los afamados patasblancas de la ganadería salmantina de Barcial, es desde este fin de semana uno de los nuevos protagonistas del Museo Taurino de Lisboa, que en año y medio ha recibido a 30.000 visitantes de 110 países.

Se trata del ejemplar de nombre «Gitano» que fue lidiado por el torero portugués Rui Bento el día de su despedida de los ruedos, el 21 de septiembre de 2000 en la plaza de toros de Salamanca.

La cabeza del toro, disecada, se exhibe desde este sábado en el Museo Taurino del coso lisboeta de Campo Pequeno, según los responsables de la plaza, junto con otras cuatro piezas nuevas.

Los fondos museísticos se han incrementado con el último traje de rejoneador que el caballero portugués Samuel Lupi lució el día de su despedida en Lisboa.

Otra de las adquisiciones es el traje de luces que el diestro luso Mario Coelho llevó durante su presentación en Lisboa en 1967.

Una imagen de la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción, que durante muchos años acompañó a los forcados de Lisboa, es otra de las novedades que ofrece este museo en la Sala de los Forcados.

En la misma dependencia también se exhibe desde hoy la cabeza disecada del toro «Corado» (ganadería Daniel Ribeiro Telles), que fue protagonista el 6 de julio de 1989 de la última pegada del forcado Antonio José Pinto, cabo del grupo de Alcochete.