Muere Juan de Dios Pareja-Obregón

sevilla Actualizado:

El polifacético Juan de Dios Pareja-Obregón ha fallecido esta madrugada en Sevilla a los 85 años de edad. El que fuera, entre otras muchas cosas en su vida, matador de toros y ganadero, llevaba varias semanas con un delicado estado de salud.

Nació el 4 de septiembre de 1927 en Sevilla. Desde muy pequeño, influenciado por el ambiente familiar -fue nieto de El Espartero y sobrino de la ganadera Concepción de la Concha y Sierra- de tal manera que destacó como novillero para hacerse matador de toros el día 1 de noviembre de 1951 en la plaza de Utrera, de manos de Manuel Jiménez «Chicuelo», quien le concedió la alternativa ese mismo día tanto a él como a Juan Doblado, siendo los toros de Concha y Sierra.

Precisamente, esa tarde, el padrino de ambos dejó para la Historia de la Tauromaquia una de las frases más célebres: «Esta tarde se celebran en esta plaza dos alternativas y tres despedidas». Y así fue, porque Juan de Dios Pareja-Obregón no volvió a vestirse de luces por una promesa que le hizo a la mujer de su vida, su esposa, Delia Pol.

Estaba en posesión de la Cruz de Beneficencia por su ayuda a los demásSin embargo, durante toda su vida actuó en numerosos festivales -llegó a cortar un rabo en la Maestranza vestido de corto-, siempre para causas benéficas, hasta tal punto que se le concedió la Cruz de Beneficencia. Y junto al recordado padre Leonardo del Castillo organizó infinidad de festejos de esta especialidad, siempre en ayuda a los demás.

Fue ganadero, porque estuvo al frente del hierro de su tía Concha y Sierra, y padre de torero, ya que su hijo Martín siguió la senda de la familia y se hizo matador de toros en la Maestranza de la mano del mismísimo Curro Romero, amigo íntimo de Juan de Dios.

Devoción a la Virgen del Rocío

Pero no sólo en el toreo destacó. Hombre inquieto por aprender más y más, fue un consumado guitarrista pero, sobre todo, un excelso escritor y poeta. Y compositor de sevillanas, algunas de las cuales, muchas, han quedado para los anales de este género. Y si no, que se lo pregunten a Los Romeros de La Puebla, a los Marismeños y a tantos y tantos grupos que interpretaron letras suyas.

Y junto a todo ello, su profunda fe católica y su devoción a la Virgen del Rocío, a la que llevó siempre en su corazón e hizo que pronunciase centenares de pregones en su honor por toda la geografía española.

Juan de Dios Pareja-Obregón estaba casado con Delia Pol Tornero y era padre de siete hijos: Juan de Dios, Rocío, Delia, Concha, María Luisa, Reyes (+) y Martín. Vivía en en Gines, donde mañana, a las 10.45 horas, se celebrará la misa córpore insepulto para, posteriormente, ser trasladados sus restos mortales al cementerio de San Fernando, donde recibirán cristiana sepultura.