Paco Ureña, tras la cornada - María Vázquez

Los médicos logran «conservar el ojo de Paco Ureña, pero es difícil que recupere la visión»

Tras más de tres horas de una intervención que se alargó hasta la madrugada, los galenos explican que el torero de Lorca sufre rotura del globo ocular

AlbaceteActualizado:

Más de tres horas duró la operación a la que fue sometido esta madrugada Paco Ureña tras el brutal pitonazo que un toro de Alcurrucén le propinó en la Feria de Albacete. "Estuvieron hasta las tres de la mañana con él, tras practicar entre tres horas y pico de operación. Las lesiones que había en el interior del ojo eran muy importantes y sí han conseguido de momento conservar el ojo, pero las secuelas no se podrán saber hasta que pasen uno o dos días. Esa es una rama de la cirugía en la que nosotros no tenemos ningún conocimiento, y tendremos que ceñirnos a lo que vayan diciendo los oftalmólogos cuando pasen visita diaria. Por ahora hay que espera". Son palabras del cirujano taurino González Masegosa a Mundotoro.

Aunque gracias a Dios el heroico torero se encuentra fuera de peligro, las noticias que llegan, en relación al ojo izquierdo, no invitan al optimismo. "Paco Ureña tiene una rotura en el globo ocular y varias lesiones importantes en interior del ojo. Los oftalmólogos de momento han conseguido conservarlo, pero parece díficil que recupere la visión, aunque es pronto para saberlo y debemos remitirnos a lo que vayan diciendo los especialistas", explica el doctor.

El torero Paco Ureña, después de la cogida
El torero Paco Ureña, después de la cogida - María Vázquez

Otro de los médicos de la plaza albaceteña, Jesús Cuesta, quien aseguró anoche a Efe que el percance es "muy grave" y que, incluso, puede costarle la pérdida de la visión del ojo afectado. "Entró en la enfermería con un gran hematoma y una fuerte hemorragia en el interior del ojo. La pinta era muy mala, de ahí la decisión de derivarle a toda prisa al hospital, porque el tiempo jugaba en su contra y había que operarle cuanto antes porque los daños podían ser irreversibles", apuntó también el galeno.

El parte médico de Paco Ureña
El parte médico de Paco Ureña - ABC

El entorno del torero de Lorca se ha mantenido en todo momento en el hospital, impacientes por conocer el verdadero alcance de la lesión que pueda padecer Ureña, aunque lo importante ahora es "intentar estar lo más tranquilos posibles, tratar de no ser alarmistas y esperar que Dios y la ciencia obren el milagro que todos esperamos", señalaron a Efe fuentes allegadas al diestro, de 35 años.

Habrá que esperar para conocer el alcance real de las lesiones por la brutal cornada.