«Buscador», uno de los toros previstos para el Domingo de Ramos
«Buscador», uno de los toros previstos para el Domingo de Ramos - Fotos cedidas a ABC por la Casa Victorino

Llegan a Madrid los victorinos, «dioses de la bravura»

Las Ventas, templo de la Fiesta, estrena la temporada de corridas el próximo Domingo de Ramos con los toros de la A Coronada para Fandiño, Aguilar y el confirmante Gómez del Pilar

MADRIDActualizado:

La llamada de los cárdenos de la A coronada, los dioses de la bravura, retumba en el templo de la Fiesta. Seis galanes de gris aguardan su hora en la finca «Las Tiesas de Santa María» (Portezuelo, Cáceres). «Bosquimano», «Gardacho», «Barbacano», «Murallón», «Buscador» y «Estaquero» son sus nombres, los dos primeros, cinqueños, y los restantes, cuatreños. Media docena de Victorinos –de reatas tan famosas como las «Murcianas» o las «Barateras»– estrenará por primera vez la temporada de corridas en Las Ventas. La esperada cita: el Domingo de Ramos (9 de abril).

El grito de guerra ya se escucha en el Foro: «¡Que viene Victorino!» Tras las dos novilladas iniciales, el empresario Simón Casas ha querido comenzar su andadura en la Monumental con una divisa de ley, la marca más laureada en el campo bravo. Victorino Martín Andrés es el único ganadero con el Premio Nacional de Tauromaquia y la Medalla de Bellas Artes. «Los toros son cultura, eso es indiscutible», afirma su hijo, mientras celebra la bajada del IVA cultural: «Ya era hora de que se hiciese justicia con los toros...»

Los conocidos popularmente como «los vitorinos», que andan revueltos y con constantes peleas en la primavera [vídeo de una impresionante disputa], se anuncian una tarde tan señalada justo el año en que se celebra el 35 aniversario de la Corrida del Siglo y del indulto de «Velador». El día 9 puede ser un buen domingo para agrandar aún más la leyenda del mítico hierro, que la última temporada hizo inmortal a «Cobradiezmos».

Llenazo histórico

La expectación está asegurada. Estos toros despiertan siempre un inusitado interés, además del morbo que genera su sangre brava. Más leña al fuego de la emoción es el reencuentro de Iván Fandiño con Madrid un Domingo de Ramos, dos años después de una apuesta en solitario que salió cruz en el balance artístico y cara en un llenazo histórico en la era Taurodelta. Vino entonces el lanzamiento de tierra a la carrera de un torero con doce orejas en esta plaza, pero el vasco se siente aún semilla para dar frutos. En el mismo sitio y en la misma fecha de Semana Santa, vuelve para intentar recuperar lo que aquella tarde perdió.

La belleza cárdena de un Victorino, «Estaquero» de nombre
La belleza cárdena de un Victorino, «Estaquero» de nombre

Esta vez Fandiño no estará solo: lo hará acompañado de Alberto Aguilar, un valiente con cinco trofeos en la capital y que sabe lo que es triunfar con una victorinada, y el confirmante Gómez del Pilar, en quien el ganadero ha depositado mucha fe tras su fenomenal actuación en la «corrida total» de Illescas.

Victorino Martín hijo, consciente de que el peso de la jornada recae en su ganado, señala: «Es nuestro sino y nuestro patrimonio, una responsabilidad y un placer tener una ganadería del gusto de la afición. Por eso, esperamos no defraudar con una corrida seria y entipada. La batalla inicial a ganar es la presentación y la segunda, el juego en el ruedo». También confía en la terna: «Son tres toreros diferentes. Fandiño llegó a tocar con los dedos las mieles, pero, cosa extraña, le pasó factura hacer una gesta en la que marcó el hito de colgar un “No hay billetes”. Aguilar, que ha sufrido las secuelas de un grave percance, es un gran profesional y entiende muy bien este encaste. Gómez del Pilar es un joven valor hecho a fuego lento y al que veo con muchas posibilidades de abrirse un hueco».

Será la primera vez de muchas cosas: la primera vez de Victorino en Ramos, la primera vez de un confirmante con esta ganadería en el siglo XXI... Y la corrida número 1 de Casas-Nautalia en el calendario de Las Ventas. El 9 de abril puede ser un buen día para destapar el misterio y el milagro de la casta.