El eco de José Tomás

R. PÉREZ / G. LEALMADRID/MÉXICO. El 5 de junio de 2008 ha quedado marcado en la historia con letras de grana y oro. La apoteosis de José Tomás en Las Ventas ha traspasado fronteras. Su repercusión en

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

R. PÉREZ / G. LEAL

MADRID/MÉXICO. El 5 de junio de 2008 ha quedado marcado en la historia con letras de grana y oro. La apoteosis de José Tomás en Las Ventas ha traspasado fronteras. Su repercusión en los medios de comunicación ha batido récords. La prensa nacional llevó a primera página el clamoroso triunfo. José Tomás cortó cuatro orejas en su regreso a la Monumental. ABC ofreció un magnífico despliegue, tanto en papel como en su web, con un seguimiento cronológico de la inolvidable corrida. Zabala de la Serna tituló rotundo: «José Tomás es el toreo». La prensa regional de Vocento se volcó con la información y casi todos sus periódicos llevaron a portada la noticia del día, como «El Correo», «El Ideal» o «La Verdad». Algunos deportivos le dedicaban una doble página; los económicos también hablaban del torero que disparó la reventa a cifras astronómicas.

No sólo los periódicos han tirado la casa por la ventana, también en las televisiones las imágenes han dado la vuelta a España, incluso en los informativos donde no es frecuente ver verónicas ni naturales. José Tomás transgrede el círculo endogámico del planeta de los toros. Envuelto en un halo de leyenda y misterio, consiguió reunir a gente de todo el planeta en la Catedral de la Fiesta: neoyorquinos, mexicanos, colombianos, italianos -Fabio Capello, que había volado hasta Madrid para esta corrida, abandonó fascinado la plaza-, británicos, franceses...

México, tierra en la que comenzó a forjarse el mito, los medios celebraron la noticia por todo lo alto. En «Reforma» escribían: «Un suceso histórico, con gran personalidad, sobriedad y valor, protagonizó José Tomás». También se hicieron eco «Ovaciones», «Esto» y «Récord». Televisa, TV Azteca y varias cadenas de radio le dedicaron entre 3 y 10 minutos en sus más importantes noticieros, cosa absolutamente inusual.

Repercusión en Francia

En las Galias tampoco permanecieron indiferentes al acontecimiento. Ayer, a las 8 y 45 de la mañana, «Le Figaro» colgaba en su página web la crónica de la agencia France Press: «Tauromachie: triomphe de José Tomás». Escriben: «El torero español ha tenido un retorno estruendoso en Madrid, después de seis años de ausencia, cortando cuatro orejas en la arena de Las Ventas». Y rematan: fue el autor de dos faenas vibrantes, coronadas con bellas estocadas, y salió en triunfo por la «grande porte» entre los aplausos del público.

En los portales de Internet, blogs y chats, se hablaba abundantemente de este episodio histórico, mientras el héroe viajaba en silencio a su casa de Estepona. Pero el eco de su gloria es «acipresado». El ambiente de resaca se unirá a su próxima cita del 15 de junio, que cotiza aún más al alza en la reventa. A viejos abonados aún se les saltaban las lágrimas ayer al recordar la obra y milagros de José Tomás, que resucitó la afición dormida. Fue verbo del toreo y robó todos los adjetivos al diccionario. En estado puro, le aguarda de nuevo la afición, ávida de tardes de emoción.