La plaza de toros de Valdemoro es una de las que pretenden recuperar
La plaza de toros de Valdemoro es una de las que pretenden recuperar - Ángel de Antonio

La Fundación del Toro quiere recuperar novilladas y plazas de toros

Presenta un proyecto en el que los aficionados y el pueblo sean parte activa

MadridActualizado:

La Fundación del Toro de Lidia (FTL) ha presentadoen Las Ventas un proyecto para tratar de recuperar plazas sin actividad taurina a través de un modelo de autofinanciación y apostando, sobre todo, por las novilladas, que, según el ganadero Victorino Martín, son «la base del futuro».

Victorino, como presidente de la FTL, ha desvelado que este nuevo proyecto no pretende «inmiscuirse» en el sector, pero sí ha reconocido que es «importante» dar un impulso a aquellas localidades y municipios que han dejado de organizar festejos taurinos, fundamentalmente por falta de medios económicos.

Por este motivo, el modelo ha seguir pretende que se asemeje mucho a la de los festejos populares, es decir, que sea la propiedad sociedad civil la encargada de financiar y organizar directamente dichos festejos «con total independencia» de los dirigentes políticos, «que cada pueblo esté implicado en su fiesta taurina», ha manifestado Victorino.

Para ello es fundamental buscar nuevas vías de financiación y para ello pretende utilizar el modelo de los festejos populares, un tipo de espectáculo que ha ido en aumento en los últimos años y cuya forma de existir se debe, precisamente, a las aportaciones y al trabajo de las asociaciones y peñas, que son, además, las encargadas de organizar de principio a fin sus jornadas taurinas.

De esta forma, además de las cuotas de cada socio, utilizan métodos de financiación como rifas, loterías, actividades lúdicas y culturales, jornadas gastronómicas, un importante trabajo en publicidad y, por supuesto, el remonte que quede después en la taquilla.

La Fundación trabajará, primero, en localizar las localidades y plazas donde se pueda llevar a cabo este proyecto, contactar con sus asociaciones taurinas y lograr que los aficionados de dicha región sean activos y comprometidos y facilitarles los medios legales, organizativos, financieros y trabajos en redes sociales para lograr poner en marcha nuevamente la actividad taurina en el municipio.

El objetivo es que para 2019 se puedan recuperar del orden de «cuatro plazas de toros», ha confesado Borja Cardelús, director de la FTL, y para 2020 «unas seis más», pero para que eso ocurra necesitan que la Fundación «siga creciendo».

"Si en lugar de 1.500 socios como tenemos ahora lográramos tener 10.000, el número de plazas a recuperar sería mucho mayor. Nosotros vamos a poner parte de nuestros recursos para este proyecto, y por ese motivo necesitamos que el festival que tendrá lugar el próximo 9 de octubre en Valencia sea todo en éxito. Cuanto más dinero tengamos, más inversión podremos hacer», declaraba Cardelús.

Un modelo de futuro, de autogestión y una forma también de recuperar al aficionado haciéndolo partícipe de todo, desde la compra de los toros a la contratación de los toreros, dejando también a su gusto el tipo de espectáculo que quiera organizar, aunque la idea inicial es la de recuperar las novilladas, las gran olvidadas y damnificadas por la crisis económica.