Marcos y Grande, a hombros
Marcos y Grande, a hombros - Heras

Feria de Valladolid: De «Lanzador» al triunfo de Marcos y Antonio Grande

Fenando Plaza firma el toreo de más quilates pero falla con el acero en la variada novillada de Torrealba

Rosario Pérez
ValladolidActualizado:

Bienaventuradas sean las ferias con novilladas, un bien escaso. De todo hubo en la desigual de Torrealba que abrió ayer Valladolid. La joya del conjunto ganadero relució en cuarto lugar, con un «Lanzador» para catapultar a la fama. Le correspondió en suerte a un solvente Marcos, que lo aprovechó y exprimió a su manera, con más técnica que estética. Había ganado terreno a la verónica con buen aire y ya en el fenomenal inicio por bajo se vieron las rítmicas virtudes de este gran ejemplar. Concedió distancias y tiempos con listeza, siempre en busca del temple, como en un pase de pecho al ralentí, aunque abusó de retorcimientos. Con mucha determinación, acabó entre los pitones con jaleados circulares invertidos y cazó al de Torrealba de una efectiva estocada que dio paso a las dos orejas. A este animal, como al enclasado y justito jabonero, lo había saludado de rodillas. Suyo fue el lote más propicio para el triunfo.

Antonio Grande puso la firma a los pasajes de mayor gusto. Ilusionó ya por delantales y verónicas antes de dos buenos pares de Jarocho al segundo. Trató el salmantino de imprimir sabor en cada muletazo, pero faltaron apreturas. Una torera trincherilla resplandeció antes de las manoletinas y el trofeo. Más complicado fue el cuajado y rebrincado quinto, con el que anduvo muy dispuesto y se ganó la oreja que le abría la puerta grande junto a Marcos.

A pie se marchó Fernando Plaza, autor del toreo de más quilates. Ni se inmutó cuando el tercero se le venció en los firmes estatuarios. Y pura calma fue en cada tanda, suave y hundido. Pero no se puede matar tan mal.... Todo entrega en el sexto, con una movilidad geniuda, que en más de una ocasión le puso los pitones en la hombrera. Fría la gente con el madrileño, como gélida fue la tarde.