Directo: Paco Ureña revienta la Feria de Bilbao con cuatro orejas

El torero murciano hace historia y cuaja la tarde de su vida en Vista Alegre

ABC
BilbaoActualizado:

Cartel. Séptima de las Corridas Generales, con toros de Jandilla y Vegahermosa para Diego Urdiales, Cayetano (sustituto de Roca Rey) y Paco Ureña.

Paseíllo. Hacen el paseíllo Urdiales, de rioja y azabache, Cayetano, de tabaco y oro, y Ureña, de caldero y oro.

Primer toro. El jandilla que abre plaza hace honor a su nombre, Protestón, número 83, castaño, de 543 kilos. Un voluntarioso Urdiales pasa algún momento de apuro con un toro con su guasa. Pinchazo y media. Silencio.

Segundo toro. Sale Falsario, número 24, castaño listón, cuatreño también, de 532 kilos. Paco Ureña quita por gaoneras y Cayetano replica por tafalleras. Embiste rebrincado al principio, pero luego desarrolla un potable pitón diestro. Por el izquierdo pega tornillazos y decide regresar a la senda diestra, pero ya el jandilla no es igual. Entierra un espadazo. Saludos.

Tercer toro. Ingresado es su nombre, número 25, negro, de 548 kilos, con el hierro de Vegahermosa. Bien en varas el picador Peña. Urdiales quita por chicuelinas con remate de una buena media. Saludan en banderillas Vivas y Azuquita, que sufre un feo percance: por suerte el toro cae a la par que el torero y todo queda en un susto. Paco Ureña comienza por estatuarios, muy firme. Los une a un pase de pecho inmenso, con dos naturales soberbios. Gran e ilusionante comienzo. Entregadísimo el torero de Lorca, roto por ambos pitones con el mejor toro de la primera parte del sexteto, con algunos muletzos al ralentí. Valor y bragueta en una faena grande de Ureña, que remata con muletazos rodilla en tierra. Intenta matarlo en la suerte de recibir, pero el toro no se mueve. Estocada a matar o morir de la que sale encunado de horrible modo. Por suerte no hay cornada. Dos orejas para un torero para el que Bilbao no tuvo el gesto de tributar ni unas tibias palmas en su regreso a Vista Alegre tras la cornada en la que perdió un ojo.

Cuarto toro. Meditador, número 8, de 535 kilos. Bruscote el toro, con el que Diego Urdiales anda dispuesto e intenta imprimir su sello en cada muletazo. Complicado el lote del riojano, a contraestilo de su toreo. Pero hace un esfuerzo, tragando y exponiendo con un vegahermosa de enfermería. Lidiador el epílogo. Pinchazo y estocada. Saludos.

Quinto toro. Se llama Fotógrafo, número 116, negro mulato y meano, de 541 kilos. Cayetano lo recibe con una larga cambiada de rodillas. Gallea por chicuelinas para ponerlo en el caballo, con la virtud de conectar mucho con los tendidos. Templadas verónicas en el quite con un toro que apunta cosas buenas. Por ese palo interviene en su turno de quites Ureña y Cayetano, con mucha garra, responde con unas gaoneras con medio capote. Raza y torería, rivalidad y emoción. El toro llega muy apagado a la muleta. Cayetano solo puede mostrar su disposición. Estocada corta tendida. Saludos con cierta división.

Sexto toro. Ya está en la arena Gruñidor, número 4, negro mulato listón, de 541 kilos. Humilla en los primeros tercios. Paco Ureña brinda a Diego Urdiales. De torero a torero. Se dobla con el buen toro y continúa con la derecha con buenas series. Lo oxigena con listeza entre tanda y tanda. Unos derechazos lentificados suben la temperatura. Suena la música. Mucha calidad del toro de Vegahermosa por el izquierdo. Sosiego del murciano en una tarde que lleva su nombre con un gran lote de Jandilla/Vegahermosa, el mejor del sexteto. Estupendos los muletazos finales. Otro estoconazo. Dos orejas. Paco Ureña ha rendido Bilbao.