José Tomás, con el toro de su reaparición
José Tomás, con el toro de su reaparición - Fotos: Luis Felipe Hernández

Así fue la emotiva reparición de José Tomás en México por las víctimas de los terremotos

El torero de Galapagar corta una oreja, al igual que Manzanares; Joselito Adame y Sergio Flores salen a hombros ante 40.000 espectadores

MÉXICOActualizado:

Casi dos años después, José Tomás reapareció en la Monumental de México en un festejo a beneficio de las víctimas por los terribles terremotos en el país. Cortó una oreja, al igual que un José María Manzanares en artista, mientras que los toreros aztecas se llevaron más trofeos, con Joselito Adame y Sergio Flores a hombros. Pero eso no fue lo más significativo. Lo verdaderamente importante es que la Fiesta brava mexicana, los damnificados por los seísmos y nuestra tierra ganaron con la hermandad entre México y España en una corrida que, además de histórica, tuvo tintes de inolvidable por muchos detalles.

Desde el inicio de la corrida todo fue mágico. Esta vez el espectáculo en el ruedo no se limitó a lo taurino, sino que se conjuntaron con el toreo otras artes: la pintura y la música, que le dieron al ambiente un sello muy especial, que tuvo como rúbrica la entonación del Himno Nacional Mexicano en las voces de los alrededor de 40 mil espectadores que asistieron a la corrida en un día hábil y que se celebró en horario de oficinas. Luego ya la decoración de la barrera, pintada a cargo del mexicano Javier Marín y el Ave María cantada por el tenor también mexicano Fernando de la Mora, fueron un sello especial de un espectáculo especial en el Día de la Virgen de Guadalupe, cuya imagen se silueteó en el centro del ruedo con cal negra.

Las faenas fueron la cereza al pastel de un espectáculo que había iniciado emotivo. Y que tuvo un sello especial y que se hará por única vez: los toreros actuaron alternadamente sin importar su antigüedad, para hermanar ambas tauromaquias y que aquello no pareciera una confrontación México y España, España y México.

Estoica faena

Todo el mundo estaba pendiente del regreso de José Tomás, que volvía a vestirse de luces en este Monumental escenario y actuó en tercer lugar. Realizó una seria faena, con estoicidad, muletazos llenos de la personalidad del torero de Galapagar, que había ejecutado antes un escalofriante quite por gaoneras. Luego, algunos naturales y derechazos tuvieron miga, gracias a la bravura y clase, además de la fijeza de un gran toro de Jaral de Peñas. Pero falla al matar ty todo quedó en una oreja, con ligeras protestas por ese desacierto con el acero.

Abrió plaza Pablo Hermoso de Mendoza, quien poco pudo hacer con un toro de La Joya que terminó quedándose parado, ante el derroche de experiencia del navarro.

Joselito Adame se reconcilió con el público de la Plaza México, que había estado distante en sus anteriores actuaciones. Lo hizo con una faena voluntariosa por momentos y de buen trazo al final, rubricando con una estocada sin muleta que fue sorprendente para quienes no habían visto la de Madrid de este año. Todo ello valía la oreja que le concedieron; sin embargo ante la petición de algunos más, el juez cedió y concedió una segunda que vino a echarlo todo por la borda porque entonces el triunfo tuvo ya detractores.

Y después de la emocionante faena de José Tomás, que ya está contada, vino El Payo. El toro Fernando de la Mora fue devuelto a los corrales porque el trapío no correspondió al de los tres serios primeros. Con el sustituto de Jaral de Peñas, poco pudo hacer el queretano ante la mansedumbre del astado.

El Juli, sin suerte

Julián López «El Juli» se estrelló con un toro muy parecido en tipo a aquel «Trojano» que indultara en 2005, también de la ganadería de Montecristo. Pero este fue áspero y poco le permitió al madrileño que, pese a las insistencias de regalar un toro, esperará a venir al Aniversario de la Plaza México en febrero.

Sergio Flores, quien el domingo pasado había triunfado, hizo una faena valiente y muy variada, a veces aparentemente con toreo rápido, a su toro de Villar del Águila, denominación de Xajay. Un toro bravo, emotivo, que gustó a los aficionados y al final recibió el arrastre lento, mientras Flores cortó las dos orejas.

El arte quintaesenciado de José María Manzanares dejó en el ruedo los mejores muletazos, los más lentos y artísticos de la tarde ante un animal de Xajay que tuvo clase aunque le faltó transmisión. Faena que rubricó con una perfecta estocada que le valió una oreja y el cariño del público a un torero que viene poco cuando tendría que venir más.

Cerró Luis David Adame, plantando cara con variedad y espontaneidad de capa y banderillas al toro de Villa Carmela, que se acabó pronto y puso punto final a un festejo por México y con el que México se benefició.

MÉXICOActualizado:Actualizar
Sergio Flores y Joselito Adame se marchan a hombros de la Monumental capitalina
Sergio Flores y Joselito Adame se marchan a hombros de la Monumental capitalina - Luis F. Hernández

Cierre

Más de cuatro horas después (a las 3,35 en España), concluye la Corrida Guadalupana a beneficio de las víctimas por los terremotos en México. Una emotiva y exitosa jornada, con 40.000 espectadores y la reaparición de José Tomás tras 22 meses sin vestirse de luces. El torero de Galapagar cortó una oreja, al igual que José María Manzanares, mientras que los triunfadores fueron los mexicanos Joselito Adame y Sergio Flores, que salieron a hombros Menos suerte corrieron El Juli, El Payo, Luis David y Hermoso de Mendoza. Pero triunfaron la Fiesta y la solidaridad. Por México iba. Y por México fue.

Luis David Adame
Luis David Adame - L. F. H.

Octavo toro

Ya está el último toro de la noche (madrugada en España) en el redondel. Cierra el cartel Luis David Adame, con un animal de Villa Carmela, bautizado como Va por ti. El menor de los Adame prologa con el péndulo una labor con variedad y disposición. Deja media estocada. Silencio.

Oreja para el alicantino
Oreja para el alicantino - L. F. H.
Manzanares
Manzanares - L. F. H.
José María Manzanares
José María Manzanares - L. F. H.

Séptimo toro

Ya está en el ruedo el penúltimo de la noche, de Xajay. Por México es el nombre de este toro, número 65, de 495 kilos. Persigue el temple desde el principio José María Manzanares, que dibuja estéticos y bonitos muletazos, con un elegante cambio de mano que provoca un largo ooole. Por el camino clásico, logra una buena faena. Estoconazo hasta la bola del alicantino, que pasea una oreja.

Flores, feliz con las dos orejas
Flores, feliz con las dos orejas - L. F. H.
Flores, en un buen derechazo a Clavel
Flores, en un buen derechazo a Clavel - L. F. Hernández
Sergio Flores
Sergio Flores - L. F. H.

Sexto toro

Sale el sexto, de Villar del Águila, bautizado como Clavel. Cuando han pasado cerca de tres horas del comienzo del festejo, Sergio Flores toma la muleta. Empieza con la arrucina y conecta desde el inicio el torero azteca, que liga series por ambos pitones de calado. Remata por ceñidas bernadinas entre el clamor. Mata de un espadazo. Gritos de ¡torero, torero! Dos orejas para el de Tlaxcala tras la emotiva faena. Arrastre lento para el toro.

El Juli
El Juli
El Juli, por chicuelinas de mano baja
El Juli, por chicuelinas de mano baja

Quinto toro

Sale el toro de Montecristo, Recuerdo de nombre, número 89, de 515 kilos. Turno de Julián López «El Juli», que cortó una oreja en la corrida inaugural de la Temporada Grande. No apunta cualidades este toro de Montecristo, malo y con el que la figura madrileña no puede brillar. Mata de una estocada trasera. Silencio.

El Payo
El Payo - Luis F. Hernández

Cuarto toro

El toro de Fernando de la Mora es devuelto. Sale un sobrero de Jaral de Peñas. Turno de Octavio García «El Payo», que muestra por momentos su buen corte con un animal deslucido. Pincha y es silenciado. Por cierto, se ha ido la luz en la Plaza México...

La oreja cortada
La oreja cortada - L. F. H.
Derechazo del torero de Galapagar
Derechazo del torero de Galapagar - L. F. H.
Maravillas de José Tomás
Maravillas de José Tomás - L.F.H.
Quite de José Tomás con el capote a la espalda
Quite de José Tomás con el capote a la espalda - L.F.H.

Tercer toro

Sale Brigadista, número 153, de 516 kilos, de Jaral de Peñas. José Tomás gana terreno a la verónica en jaleados lances. El quite por gaoneras, ceñido y tremendo, desata oles roncos. Buena lidia de Miguel Martín. Brinda a los tendidos del Monumental necesario. Comienza con ayudados por alto, con majestad, y remata con uno del desprecio. Muy ajustado el inicio. Continúa a derechas, con temple, largura y el compás abierto. Mide tiempos y distancias. Al natural se abandona el torero de Galapagar, muy asentado, con la búsqueda permanente de la pureza y la despaciosidad. Regresa al otro pitón de este Brigadista, noble aunque a menos, con continuos oles, con quietud y gran valor, muy encajado.. Coge la espada. Pinchazo y todo queda en una oreja.

Estocada de Joselito Adame sin muleta
Estocada de Joselito Adame sin muleta - Luis F. H.

Segundo toro

Joselito Adame se marcha a portagayola a recibir a Juareño, se Santa María de Xalpa. Intercala luego chicuelinas y remata con revolera, muy dispuesto el hidrocálido. Adame brinda al cielo en memoria de las víctimas. Comienza con el pase cambiado por la espalda en el platillo en un vibrante prólogo. Faena emotiva del mayor de Joselito con un buen toro, que entra a matar sin muleta y lo caza de una estocada algo trasera. Dos orejas, la segunda con protestas.

Hermoso, en banderillas
Hermoso, en banderillas - Luis F. Hernández

Primer toro

Sale el primer toro, Voluntario, de 510 kilos, herrado con el número 77. Turno de Pablo Hermoso de Mendoza, que se luce a dos pistas con este ejemplar de La Joya. Sobre Dalí calienta al público con piruetas y busca el lucimiento con banderillas cortas a lomos de Pirata, pero el toro se viene abajo muy pronto. Como es tónica habitual últimamente, falla a la hora de matar. Silencio.

Paseíllo

Con lleno completo en el numerado, alrededor de 40.0000 espectadores (al parecer, se vendió todo en taquilla, pero la reventa se ha quedado con boletos en los bolsillos...). Arranca el paseíllo, con Hermoso de Mendoza, José Tomás, de azul marino y oro; El Juli, de gris perla y oro; Manzanares, de sangre de toro y oro; Joselito Adame, de azul noche y plata, El Payo, de celeste y oro; Flores, de vainilla y azabache; Luis David, de rosa palo y oro.

Subasta

Para recaudar más fondos de ayuda se ha contado con la colaboración del artista mexicano Javier Marín, que ha pintado unos paneles expuestos en las tablas. Al finalizar la corrida, ocho de ellas serán firmadas por los toreros y subastadas este miércoles a beneficio de los damnificados por los seísmos, según ha informado la empresa Tauroplaza México.

Ver más