Momento de la cornada a Diego San Román
Momento de la cornada a Diego San Román - Aplausos

Grave cornada a Diego San Román en Nimes

Sufre dos trayectorias de 30 y 40 centímetros

NimesActualizado:

El novillero Diego San Román fue cogido en el muslo derecho mientras empezó su faena al quinto de Piedras Rojas. El novillero mexicano, que ya había sido cogido al iniciar la faena de rodillas, fue prendido en la segunda serie y fue conducido rápidamente por las asistencias a la enfermería.

San Román ha sido intervenido en el Hospital Universitario Caremau de Nîmes durante más de dos horas de una cornada de dos trayectorias de 30 y 40 centímetros en la parte posterior del muslo derecho, que ha ocasionado un tremendo destrozo muscular dada la gran extensión de la misma, pero que milagrosamente no ha afectado varios ni arterias.

Así lo ha asegurado a Mundotoro Alberto Elvira, apoderado del torero mexicano, quien ha explicado que la trayectoria es ‘hacia la rodilla y hacia dentro. Desde el tercio medio del muslo y la cara posterior del mismo, el pitón le ha llegado a la rótula. Ha sido una suerte enorme que con la extensión que tiene y por dónde ha pasado el pitón la cornada haya sido tan limpia’.

Adrien Salenc tuvo que acabar con el novillo, que se orientó muy temprano. Las primeras informaciones hablan de que el percance es serio, los médicos lo están estabilizando en la enfermería para poder llevarlo al hospital para intervenirlo. Antes demostró su valor frente al ejemplar de Blohorn. Se quedó corto el animal en sus embestidas y el mexicano estuvo firme con él.

Fue la nota amarga de la novillada que abrió la Feria de la Vendimia, cuyo triunfador fue Adrien Salenc, que le cortó la oreja del cuarto, con el hierro de Pagès-Mailhan, con movilidad y transmisión. Adrien Salenc pudo demostrar que está listo para dar el salto al escalafón superior. Con madurez y oficio supo entender a su oponente dejando tandas muy buenas sobre todo por la diestra. Abrió la tarde un novillo soso de los hermanos Gallon. Al pesar de la adversidad, Salenc pudo demostrar su torería y su madurez.

Muy exigente resultó el astado de Los Galos que hizo tercero en Nimes. El Rafi, que regresaba después de su triunfo de Pentecostés, intentó buscar la solución sin lograrlo. Pocas opciones ofreció el último ejemplar de Jalabert. El Rafi solo pudo demostrar su voluntad.