Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC - De San Bernardo

Catalina Luca de Tena: «ABC defiende y defenderá siempre la tauromaquia»

Dícurso íntrego de la presidenta-editora de ABC en la XI entrega del premio taurino, que recayó en Padilla y Roca Rey

Actualizado:

Bienvenidos a esta noche de toros, en la que haremos entrega del undécimo premio Taurino de ABC, en este caso compartido por los diestros Juan José Padilla y Andrés Roca Rey.

ABC, como todos ustedes saben, ha sido siempre fiel a unos ideales y a unos valores de permanencia. Y entre ellos está la defensa de la Fiesta de los toros, que forma parte indiscutible de la cultura y las tradiciones que conforman la identidad de España. Y, por supuesto, fiel también a la libertad. Porque hoy, al hablar de toros, hay que hablar de libertad, ya que algunos sectores han elegido precisamente la Fiesta Nacional como uno de los campos de batalla para ejercer su voluntad de quebrar la libertad de los demás. Probablemente, porque, además de no gustarles los toros, no les gusta la libertad.

Y lo hacen con absoluto desprecio sobre los beneficios que la Tauromaquia aporta a la sociedad española, como la cultura y cría que permite la existencia de ese animal de belleza única que es el toro de lidia, o la protección de la dehesa y su equilibrio ecológico. También ignoran su evidente valor económico, por el número de personas que, de modo directo o indirecto, se ganan la vida trabajando para la Fiesta y por los ingresos que ésta genera.

Además, la Tauromaquia forma parte indudable, como he dicho al principio, de la cultura tradicional española; no se limita a una clase social o económica, ni a una tendencia política o estética: es una seña de identidad del pueblo español. Así lo define la ley, así se reconoce en el mundo entero y así lo proclamamos con orgullo los aficionados, entre los que yo naturalmente me cuento.

Por todo ello, ABC defiende y defenderá siempre a la Tauromaquia, y ofrece a sus lectores desde hace ya más de un siglo una información constante y veraz y una crítica independiente. Y para ello, siempre hemos contado con grandes escritores que, en nuestras páginas, han glosado de manera extraordinaria los valores de la Fiesta, como lo han hecho Corrochano, Díaz Cañabate o Vicente Zabala en el pasado, o como lo hace en la actualidad nuestro crítico Andrés Amorós.

El jurado, presidido por Javier Benjumea, marqués de Puebla de Cazalla, y al que agradezco su trabajo y su imparcialidad, ha querido destacar los méritos del matador peruano Andrés Roca Rey, que, con sólo 22 años, ha sido una de las mayores sensaciones de la pasada temporada. Gracias a su valor sereno, su ambición y su buena cabeza, ha encadenado triunfos en las principales Plazas de España, Francia e Hispanoamérica. Además, como subraya el acta, ha contribuido de modo importante «a la proyección social de la Tauromaquia entre los jóvenes».

Comparte el Premio con Roca Rey, Juan José Padilla, un gran torero y un personaje extraordinariamente singular. Tras sobreponerse a la gravísima cornada de Zaragoza, hace siete años, ha alcanzado las cotas más altas de su dilatada carrera encabezando el escalafón, indultando un toro en México, y abriendo la sevillana Puerta del Príncipe. Pero hay algo todavía más y decisivo: a sus valores como torero, Padilla une unas cualidades humanas fuera de lo común, que le han valido el cariño de todos los públicos. Para todos nosotros – como también subraya el acta del Jurado- se ha convertido en «un ejemplo de superación y en un auténtico héroe popular».

Querido Andrés: estamos seguros de que vas a ser figura del toreo durante muchos años y de que vas a seguir avanzando en el camino del arte. Querido Juan José, has dicho que tu mayor éxito será que te recuerden con respeto: ten por seguro que todos los aficionados, y muchos que no lo son, te vamos a recordar con todo respeto y con todo cariño. Y te deseamos lo mejor en tu nueva vida.

En su elegía a Ignacio Sánchez Mejías, Federico García Lorca ensalza, unidos, al «negro toro de pena» y al «blanco muro de España». Rafael Alberti definía: «El negro toro de España… porque toda España es él». Y Pablo Neruda veía, en el ruedo ibérico, «temblar el collar de España».

Tres grandes poetas, bien populares los tres, que sabían ver la auténtica realidad y cantarla, creando belleza.

Con ellos, con su testimonio y con su legado, ABC se reafirma en su defensa incondicional de la Fiesta de los Toros y con la fuerza creadora de la Tauromaquia.

Y termino, agradeciendo a Nautalia y a Plaza 1 su colaboración y apoyo en la organización de estos premios. Muchas gracias a los dos, mi enhorabuena a los premiados y gracias a todos ustedes por su asistencia.