Borja Collado, en una imagen de su instagram
Borja Collado, en una imagen de su instagram

Borja Collado se retira de modo repentino de los ruedos: «No me jugaré la vida más delante de un toro»

El novillero valenciano, uno de los más esperanzadores del escalafón, sorprende con esta decisión

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El novillero valenciano Borja Collado ha sorprendido a toda la afición taurina con un mensaje en las redes sociales en el que anuncia su retirada repentina de los ruedos.

En el mensaje no desvela cuáles son los motivos reales que le han llevado a tomar esta drástica decisión: «He decidido poner punto final a mi andadura en lo profesional en el mundo del toro, no por nada en especial y por todo a la vez...», señala este joven valenciano, de 18 años, y natural de Torrent.

«Ha sido muchísimo lo que he vivido dentro del mundo del toro, tal vez demasiado para que esta decisión no me vaya a doler y a pesar durante el resto de mi vida. Pero he decidido que hasta aquí. Me voy con la conciencia tranquila de que todas las veces que me he vestido de luces ha sido sin engañarme a mí mismo, yendo a la plaza sabiendo todas las consecuencias que podría acarrear», dice Collado.

«Pero he decidido poner punto final a mi andadura en lo profesional en el mundo del toro, no por nada en especial y por todo a la vez... Han sido muchos los momentos, las experiencias y los ratos que durante toda mi vida recordaré como los mejores de ella, muchísimas las personas conocidas, los lugares visitados, y los valores aprendidos», continúa.

Unas letras que han sorprendido, y mucho, a la familia taurina, pues Collado era una de las promesas más esperanzadoras del escalafón novilleril.

Desde su debut con picadores en la feria de Algemesí (Valencia) del año pasado había evolucionado una barbaridad, hasta el punto de llegar a ser el novillero triunfador de las pasadas Fallas valencianas, donde, además, cayó herido de gravedad.

«No me jugaré la vida más delante de un toro, ahora mismo necesito ordenarla un poco, pero lo que tengo muy claro es que en lo que haga pondré las mismas ganas y los mismos cojones que traté de echar en esto. Sé que nunca nada me hará más feliz que torear, y tal vez me vaya a sentir vacío el resto de mi vida», confiesa Collado.

Y finalmente, un mensaje a la afición, a sus partidarios, a la gente que siempre ha estado a su lado desde que empezó a soñar el toreo hace 11 años en la escuela taurina de Valencia.

«Gracias por haberme acompañado de manera incondicional, con toda vuestra verdad, la misma que trataba de devolveros yo en la plaza. Gracias por este bonito camino, me habéis hecho sentir un afortunado y un privilegiado por tantos consejos vuestros, mensajes, muestras de cariño, críticas... En fin, me siento un privilegiado de que el mundo del toro os haya puesto en mi camino», concluye.