La Asociación El Toro de Madrid tacha de «indigna» la Feria de San Isidro
Luis Francisco Esplá, en Las Ventas - IGNACIO GIL

La Asociación El Toro de Madrid tacha de «indigna» la Feria de San Isidro

Así la califica en una carta enviada a la CAM y a Taurodelta

abc
madrid Actualizado:

La Asociación El Toro de Madrid ha enviado una carta al Centro de Asuntos Taurino de la Comunidad y a la empresa Taurodelta en la que expresa «sus quejas ante lo que considera una feria deSan Isidro indigna, otro año más, del prestigio histórico de Las Ventas».

En dicha misiva, en la que recuerdan que sus objetivos «prioritarios» son la defensa de la pureza de la Fiesta y la plenitud de la casta y trapío, «denuncian» lo siguiente, punto por punto:

1. «Nos parecen unos carteles desequilibrados en su elaboración. Las ternas no están pensadas para la legítima competencia entre toreros, sino más bien buscando la comodidad de las figuras. En general, son muy poco atractivos para los aficionados y resultan sospechosamente baratos para la empresa, ya que, habiendo subido un 5% el precio de los abonos y entradas, se garantiza una ganancia mayor. Máxime cuando algunos de los toreros que más cobran no están en la feria».

2. «Aunque, según el pliego, deben darse un número determinado de festejos, sería mejor un ciclo isidril más corto pero con máximas figuras y combinaciones interesantes y programar corridas de toros con toreros que también deberían venir a Madrid si, de verdad, queremos que San Isidro sea el escaparate de lo mejor. Así se verían corridas a lo largo de la temporada y no como ahora, que no las vemos desde junio a agosto, pues se programan novilladas».

3. «Exigimos que en las corridas de llamadas figuras del G-10 no se rebaje la presentación y el trapío, como ha sucedido en las pasadas ferias; más bien se esmere el ganado en presentación y casta».

4. «Denunciamos las falta de ganaderías que deben estar en Madrid: Miura, Cebada, Aguirre, Moreno Silva... Estos hierros por tradición y fama se merecen poder ser vistos por la afición, sin excusarse en el mal juego de algunos ellos en pasados años, pues, si se pagan las cabezas de camada, vendrán los mejores. No es excusa, pero nos tenemos que resignar a ver toros descastados y sin trapío de ganaderías que repiten sistemáticamente a pesar de su rotundo fracaso, ¿son más baratos?»

5. «Exigimos que la presidencia defienda con rigor y honestidad la Fiesta y juzgue de forma equilibrida y ecuánime, sean quienes sean los actuantes, y sobre todo que cuide especialmente el tercio de varas, pues si no se remedia perderá autenticidad y papel de importancia en la lidia. Debe mantener en el ruedo al toro de berdad y no al inválido, pues el precio de la entrada es para presenciar todos los tercios».

6. «Una vez más, denunciamos que el cartel de Beneficencia sea el primero en conocerse, siendo imposible la contratación del triunfador de San Isidro, como era tradición. Los intereses económicos y empresariales, aún siendo legítimos, no pueden acabar con el prestigio histórico de dicho festejo que era, hasta hace poco años, el más importante de la temporada».

Y firma, «atentamente», Faustino Herranz, presidente de dicha Asociación.