Morante de la Puebla y Antonio Matilla
Morante de la Puebla y Antonio Matilla - J. M. Serrano/S. de la Fuente

Antonio Matilla, nuevo apoderado de Morante de la Puebla

Así es el fichaje estrella de la temporada taurina 2019

MadridActualizado:

Si la naturaleza es un arte de Dios, en el campo tenía que fraguarse la unión del último gran genio en los ruedos y el más inteligente en los despachos: José Antonio Morante Camacho y Antonio García Jiménez. La tierra charra fue testigo del vínculo de dos destinos.

Una escena que bien podría ser recreada en un lienzo: Morante de la Puebla, con una gorra calada, guayabera y pantalón verde manzana; Toño Matilla, con vaqueros, jersey azul marino y una vaca cercana en medio de las encinas. Y la mirada de un hombre de plata, que dejó solos a los protagonistas. Morante y Matilla, en la soledad inmensa de la dehesa, con un silencio roto por la «voz» de lidia. Así se forjó el acuerdo de apoderamiento del año, de un fichaje estrella que en el fútbol sería propio del club más grande y el deportista más codiciado, como aquellas de Di Stéfano y Puskas en el Real Madrid de otros tiempos.

Morante de la Puebla, el torero de la naturalidad necesaria, «el genio inclasificable e imprescindible» como dijeron de Bergamín, será apoderado por Antonio Matilla (ganadero, empresario y apoderado), el más hábil de la Fiesta, el más listo de la clase. Críticas no le faltan, pero mientras tanto él trabaja y trabaja, al ritmo del «My way» de Sinatra... A su manera. Solo hay que repasar, por ejemplo, el inicio de esta campaña que marchita, con su «team» de coletas inmejorablemente colocados en los carteles.

La figura de La Puebla del Río ficha así para la próxima temporada por la casa Matilla, que en 2019 continuará dirigiendo las carreras de José María Manzanares y El Fandi. Será «baja» Juan José Padilla tras su despedida. Como en junio Alejandro Talavante, tras romper el propio salmantino con el torero extremeño. Digan lo que digan, no es el único que ha querido que esta poderosa casa taurina dirija las riendas de su carrera. Más de uno, de los que nunca estuvieron y de los que sí lo hicieron, han querido estar en ella.

Como muchos son los que quisieran apoderar a la joya de la corona del arte. Ahora, después de una temporada con Manolo Lozano (tal y como acordaron y con el que manifestó haber aprendido mucho en una reciente entrevista con ABC), Morante de la Puebla tendrá como mentor a Antonio Matilla. Del verso suelto y el romanticismo a la prosa castellana y el realismo. Siempre bajo ese misterio del toreo, el de tener algo que decir y decirlo. Y, con palabras o sin ellas, mucho dirán y mucho dará que hablar el nuevo dueto. Morante y Matilla, Matilla y Morante, el fichaje de la temporada. Si esto fuera fútbol, todos los telediarios ya tendrían apertura de fin de semana...