ABC, con la Fiesta en Cataluña
21/09/08.- El diestro José Tomas sale a hombros al finalizar la corrida celebrada en la Monumental de Barcelona

ABC, con la Fiesta en Cataluña

ABC organiza hoy 7 de abril un acto significativo en Barcelona para contribuir con su ya centenaria historia a la defensa de la libertad de ir a los toros. Un foro en el Gran Teatro del Liceo reivindicará el respeto para quienes quieren seguir disfrutando con la Fiesta

ANDRÉS AMORÓS
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Fiel a su tradición en favor de la libertad y la cultura españolas, ABC va a defender, en Barcelona, el derecho de los catalanes que lo deseen para disfrutar con la belleza de la Tauromaquia. El foro tendrá lugar en el templo de la cultura que es el Gran Teatro del Liceo.

Convocados por ABC, destacados miembros de la sociedad civil catalana, poetas, políticos, toreros, ganaderos y empresarios dialogarán para reivindicar el respeto que merece esta secular tradición cultural. El foro podrá seguirse en directo por ABC.es desde las 18:30.

Luces muy claras

La lectura de un libro importante, escrito por un catalán, en lengua catalana y publicado por una editorial catalana, aporta luces muy claras sobre el reciente debate parlamentario para prohibir la Tauromaquia en Cataluña. El autor es el arquitecto Antoni González Moreno-Navarro; el título, «Bous, toros y braus»; la editorial, El Médol, de Tarragona (por cierto, en una colección dirigida por Josep Bargalló, una figura política significativa); el subtítulo, que aclara su intención, «Una tauromaquia catalana».

Con datos históricos irrefutables, demuestra este libro el profundo arraigo de una tradición taurina desde 1387: el arte de la Tauromaquia tal como se ha practicado en Cataluña y en catalán. Se desmonta así una falacia de ese debate parlamentario. Para cualquier persona no cegada por los prejuicios, resulta paradójico advertir que, los mismos que intentan prohibir las corridas, defienden y hasta blindan los llamados «correbous». Alegan que éstos sí tienen arraigo en Cataluña y las corridas, no. Bastaría con que hubieran leído el libro de Antoni González para que comprobaran la falsedad de este argumento.

Recordemos que los «correbous» catalanes son las fiestas populares, jugando con toros, por las calles, tan extendidas en muchas ciudades y pueblos catalanes, sobre todo de Tarragona. Se trata de algo absolutamente paralelo a lo que sucede en las fiestas de otros muchos pueblos de España: vaquillas, encierros, toros ensogados, «soka-muturra»... Estos «correbous» son, objetivamente, más crueles con el animal que las corridas de toros, que suponen su depuración estética, desde que, con la Ilustración, en el siglo XVIII, se codifican sus normas y nace la Tauromaquia en el sentido moderno de la palabra.

La razón es muy simple. Como ha recordado el alcalde de un pueblo de esa zona, «sin toros no hay fiesta». Y el pueblo no votará a los que prohíban la celebración de sus tradicionales festejos.

Según ha mostrado Joan Amades, desde fines del siglo XIV ha habido juegos con toros en Barcelona. Ninguna otra capital ha tenido tres Plazas en funcionamiento. Ha habido grandes toreros catalanes como Mario Cabré o Bernadó; empresarios como Balañá; historiadores como Néstor Luján; artistas enamorados de la Fiesta como Picasso, Miró, Barceló...