Hermoso y El Juli salen a hombros del coliseo francés
Hermoso y El Juli salen a hombros del coliseo francés - efe

Apoteosis de Hermoso de Mendoza y El Juli en la Feria de Nimes

Se reparten ocho orejas y un rabo en su mano a mano

Actualizado:

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que cortó cuatro orejas, y el matador Julián López «El Juli», que paseó cuatro y un rabo, protagonizaron hoy un apoteósico mano a mano matinal en la ciudad francesa de Nimes, en el que ambos salieron triunfales por la cotizada Puerta de los Cónsules.

Se lidiaron tres toros para rejones de Hermanos Sánchez y Sánchez y otros tantos de Victoriano del Río para la lidia de a pie, que en general ofrecieron buen juego en conjunto, sobre todo el primero de Victoriano, lidiado en segundo lugar, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, informa Efe.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, silencio, dos orejas y dos orejas.

El Juli, vuelta al ruedo tras aviso, dos orejas, y dos orejas y rabo.

La plaza tuvo dos tercios de entrada en el tercer festejo de la feria de La Vendimia de Nimes.

Hermoso de Mendoza pinchó frente a su primero una faena de oreja cuyos momentos más brillantes corrieron a cargo de «Chenel», antes de desojerar por partida doble a sus otros dos oponentes. Se lució frente al tercero con «Disparate» e hizo gala de maestría y clasicismo frente al quinto montando a «Duende». Frente a los tres culminó sus faenas con «Pirata».

El Juli, menos encorvado y esforzado que en otras ocasiones, perdió las orejas de su primer oponente por fallar a espadas. Fue este un muy buen toro de Victoriano del Río premiado con la vuelta póstuma.

Su segundo astado fue noble pero careció de transmisión. El Juli aportó la emoción que el toro no tenía, y corto las dos orejas, la segunda un tanto generosa, después de una estocada en buen sitio.

Tampoco tuvo muchos finales el buen tercero de Victoriano del Rio, pero El Juli aportó otra vez la emoción, toreando más derecho y muy ceñido, después de haber banderilleado. Mató de un estoconazo hábil muy de su corte.