Simón Casas: «Tras el Pilar, Zaragoza estará totalmente recuperada»
Casas, Lloret y Beamonte, durante el acto de firma del contrato - efe

Simón Casas: «Tras el Pilar, Zaragoza estará totalmente recuperada»

Su empresa firma el contrato de adjudicación de la plaza de la Misericordia

Á. g. abad
Actualizado:

El nuevo empresario de la plaza de toros de Zaragoza, Simón Casas, ha asegurado que cuando finalice la próxima Feria del Pilar, «la Misericordia estará totalmente recuperada, Zaragoza tendrá la grandeza que por historia le pertenece». Casas lanzó su reto tras la firma de contrato que le otorga la gestión del coso de la capital aragonesa durante las cuatro próximas temporadas con opción de dos más de prórroga.

«Vamos a ofrecer la mejor cartelería que se pueda imaginar, del gusto de todos los públicos», incidió el empresario francés al frente de la UTE que se hace cargo de la plaza tras el concurso de adjudicación. Casas explicó que la empresa está formada por Enrique Patón y él mismo, por parte de Casas Production, y sus socios en Málaga y Valencia, José Cutiño y Nacho Lloret, respectivamente. Precisamente fue Lloret quien firmó el contrato con la Diputación de Zaragoza, propietaria de la plaza, como gerente de la UTE. En el organigrama de la nueva empresa también esta José Luis Ruiz, como director central de la Misericordia, y Santiago López, como hombre en el campo.

Nada adelantó Casas sobre los carteles de las dos primeras corridas de toros previstas para los días 23 y 26 de abril. «Estamos ultimando las combinaciones, que haremos públicas en los próximos días». La temporada se completará con seis corridas de toros, una de rejones y dos novilladas picadas para la Feria del Pilar.

Por parte de la Diputación Provincial firmaron el contrato su presidente, Luis María Beamonte, y el diputado delegado de la plaza de toros, Juan Arboniés. Beamonte se refirió a la etapa negra que supuso el paso de la anterior empresa, Serolo, que fue desahuciada judicialmente, y recordó al nuevo empresario el hito que se cumple este año del 250 aniversario de la Misericordia, y el deber de recuperar esta plaza.