Fallece el rejoneador Antonio Ignacio Vargas
El rejoneador Antonio Ignacio Vargas - ABC

Fallece el rejoneador Antonio Ignacio Vargas

Al parecer, la muerte sobrevino por un tiro en su finca

abc
Actualizado:

El rejoneador sevillano Antonio Ignacio Vargas ha aparecido muerto en su finca Puerta Príncipe, del término municipal de Carmona, en la que se dedicaba, ya retirado del rejoneo activo, a la cría y la doma de caballos de pura raza, según fuentes próximas a la familia.

De 65 años de edad, Vargas arrastraba una fuerte depresión desde hace tiempo y, aunque aún no se han facilitado más detalles del trágico suceso, las circunstancias de la muerte habrían sido violentas. Al parecer, pudo haberse pegado un tiro.

Antonio Ignacio Vargas estaba casado con una hija del diestro venezolano César Girón y era padre de César, joven matador de toros que tomó el apellido de su abuelo para anunciarse en los carteles.

Vargas vivió sus años más activo como profesional del rejoneo en los años 70 y 80 aunque se encontraba retirado desde la temporada del año 2000.

Nació en la localidad sevillana de Puebla de Cazalla en 1948 y debutó en público el 16 de agosto de 1964, presentándose en Madrid como profesional el 1 de septiembre de 1968.

En 1980 ganó el trofeo al mejor rejoneador de la Feria de Abril que concede la Real Maestranza de Caballería, en cuya plaza actuó por última vez en la feria de 1999, permaneciendo en activo hasta el año siguiente.