La Fiesta de los toros, camino de ser declarada Bien de Interés Cultural
La afición de Barcelona reclama libertad para la cultura taurina - abc
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

La Fiesta de los toros, camino de ser declarada Bien de Interés Cultural

El Partido Popular apoyará la iniciativa popular que acabará con la prohibición de las corridas taurinas en Cataluña. El PSOE no la respaldará

Actualizado:

El Congreso de los Diputados dará hoy luz verde a que la declaración de la Fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural en todo el territorio nacional inicie el trámite parlamentario, poniendo la primera piedra que anulará la prohibición que pesa sobre las corridas taurinas en Cataluña desde enero de 2012. La propuesta parte de una iniciativa legislativa popular que será examinada hoy por el Pleno de la Cámara Baja y a la que el Partido Popular ya ha avanzado su apoyo, y conllevaría otorgar al Estado la atribución de proteger esta tradición en todo el país.

Según defiende el texto, «la fiesta de los toros forma parte de la cultura española global, del patrimonio histórico y cultural común de todos los españoles, en cuanto actividad enraizada en nuestra historia y en nuestro acervo cultural común. Es signo de identidad colectiva, lo que justifica que su preservación corresponda y competa al Estado».

Pero, además, de subrayar que «actualmente nadie discute el carácter nacional, histórico, cultural y patrimonial de la fiesta de los toros», el texto también pone el acento en la «indudable trascendencia» de la fiesta taurina como «patrimonio socioeconómico de España» al generar una actividad económica y empresarial, de producción de bienes y servicios al mercado, que produce «un flujo económico que se traduce en miles de puestos de trabajo».

Para respaldar este argumento, la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña (autora de la iniciativa) ofrece algunas cifras: más de 1.200 explotaciones ganaderas con más de 540.000 hectáreas en explotación, con 140.000 vacas nodrizas, con un valor de inversión en fincas ganaderas de 8.000 millones de euros, con unos ingresos directos en el sector por temporada de 1.350 millones de euros, y 1.150 millones de euros de ingresos indirectos, con una aportación al PIB nacional de 2,4%, con una generación anual en concepto de IVA de más de 350 millones, y con más de 3.700.000 jornadas laborales al año y más de 200.000 empleos vinculados al toro bravo.

El texto llegó al Congreso en marzo del año pasado con el respaldo de cerca de unas 590.000 personas.