Zalamea de la Serena, el pueblo que viaja al siglo XVII por culpa de Calderón de la Barca

Del 16 al 19 de agosto Zalamea retrocede en el tiempo hasta el siglo XVII y ofrece a todos sus visitantes, además de la representación de «El alcalde de Zalamea», teatro callejero, mercados y gastronomía de la época

Actualizado:

Cuando el talento creador se junta con el reconocimiento, la huella de un autor se vueve tan profunda que resiste los envites del tiempo. Es el caso de Calderón de la Barca, que logró brillar en nuestro muy lustroso Siglo de Oro y alumbrar obras inmortales como «El alcalde de Zalamea», que sigue representándose con fervor incluso a día de hoy y que, incluso, ha cambiado la vida de todo un pueblo.

Hace 25 años el actor y director de teatro, Miguel Nieto, llegó a Zalamea de la Serena con el cometido de montar esa obra de Calderón que tomó prestada el nombre del pueblo. Lo que empezó como algo inaudito terminó por convertirse en una tradición. Con los años, este proyecto ha involucrado a más de 500 habitantes del pequeño pueblo de Badajoz y que se ha convertido en una de las citas más importantes de teatro popular que se celebra cada verano en España y en todo el mundo.

Del 16 al 19 de agosto Zalamea retrocede en el tiempo hasta el siglo XVII y ofrece a todos sus visitantes, además de la representación cada noche, teatro callejero, mercados y gastronomía de la época. Cuatro días en las que gran parte de la población se involucra en el evento, bien sea recitando, confeccionando el vestuario o los decorados, o haciendo de figurante o donando material. Detrás de cada participante se esconde una historia, ya que no son actores profesionales sino gente con y sin estudios.

La representación se ha convertido en algunas familias en una tradición en la que niños han ocupado el papel de sus padres. Miles de anécdotas e historias de superación de un pueblo que este año cumple 25 años representando «El alcalde de Zalamea» en el escenario concebido por Calderón de la Barca y que aspira a conseguir ser reconocido como Fiesta de Interés Turístico Nacional. El evento ya ha recibido el Premio Mundo Teatro, la Medalla de Extremadura, ha sido nombrada Fiesta de Interés Turístico Regional y el próximo 28 de junio recibirá el Premio Cultura, Arte y Literatura de la Fundación de Estudios Rurales de UPA.