Tolstoi vuelve a cabalgar en España a lomos de «Historia de un caballo»

El Palacio de Festivales de Santander acoge hoy un emotivo estreno: el de «Historia de un caballo», la versión teatral del cuento de Leon Tolstoi en un montaje que es descendiente directo del que hace más de veinte años brilló en los escenarios españoles, que dirigió Manolo Collado y que protagonizó, con una interpretación inolvidable, José María Rodero.

MADRID. Julio Bravo
Actualizado:

Salvador Collado, hermano de Manolo y productor de aquel montaje, ha sido el que ha querido devolver a la escena la obra de Tolstoi, en una producción que mezcla nostalgia y actualidad a partes iguales. «No es un texto cualquiera —ha explicado Collado—, es un texto clásico e intemporal dentro de la literatura universal, que aborda de una manera sencilla una gran historia, una historia llena de cuestiones que son totalmente válidas en este momento, como la amistad, la pasión, la ternura, la xenofobia, las modas, la juventud o la vejez».

ESPECTÁCULO MUSICAL

«Historia de un caballo» es un espectáculo musical que escribieron el compositor Mark Rozovsky y el poeta Yuri Riashentsev sobre un cuento de Leon Tolstoi titulado «Jolstomer», y que el novelista ruso publicó en 1863. Al teatro Maravillas de Madrid llegó en octubre de 1979, y fue uno de los grandes éxitos de la temporada.

Collado se ha rodeado para esta «resurrección» de varios de los colaboradores que trabajaron hace veinte años con su hermano. Enrique Llovet ha vuelto a revisar el texto que ya adaptó hace dos décadas, y José Nieto, que entonces arrancaba su más que fecunda colaboración con el cine y el teatro, se ha encargado de la adaptación musical. También sobre las tablas habrá quien repita. Francisco Valladares vuelve a encarnar al Príncipe Surpujoskoi, un personaje que, según confesó el actor ayer en Santander, durante la presentación del espectáculo, marcó un antes y un después en su carrera.

Quien más tendrá que pelear contra el recuerdo del primer montaje y de José María Rodero es Carlos Hipólito, que encarna a Patizanco, el caballo cuya historia centra la narración de la obra. Hipólito, uno de los más importantes actores de nuestra escena actual (durante los dos últimos años ha formado parte del reparto triangular de «Arte»), dijo ayer en Santander que esta obra conmueve porque es muy humana, y aseguró encontrarse ante uno de los mayores retos de su carrera al tener que encarnar a un caballo y convertirlo en un personaje creíble.

Completan el reparto Pilar Barrera, Gonzalo Benábidez, Antonio Canal, Fidel Almansa, Angel Amorós, Javier Collado y una docena de actores que conforman la «cuadra» de la obra. La dirección musical es de Francisco José Segovia, la iluminación de Quico Gutiérrez, la coreografía de Teresa Nieto, la mimografía de José Piris, la escenografía de Ana Garay y el vestuario de Montse Amenós. Tras Santander, la obra empezará su gira por España, que durará de momento hasta febrero de 2002.