Una imagen del espectáculo
Una imagen del espectáculo - ABC

«A todo volumen», los 80 con acento venezolano

La actriz y autora Elaiza Gil trae a España la versión «íntima» de su musical

MadridActualizado:

La actriz venezolana Elaiza Gil tenía, dice, una carrera más que afortunada, y enlazaba un trabajo con otro. Hasta que la situación económica en su país hizo que las buenas ofertas escasearan. Amante de los musicales, decidió entonces poner en pie una idea que le rondaba desde hacía años. Y nació «A todo volumen», un musical que, tras dos años de éxito en Venezuela, llega ahora a Madrid, donde se ofrecerá el día 11 en el teatro de La Latina y al día siguiente en la sala Zenith.

«En tiempos de crisis, la creatividad se alborota», dice Elaiza. «Y pensé qué podía hacer yo en un momento clave en mi país, cuando la gente está tan desanimada y tan negativa, para llevarles un poco de alegría». Se fijó en la década de los ochenta, especialmente próspera musical y artísticamente en Venezuela, donde se creó el uno por uno, que obligaba a las emisoras de radio a emitir un tema venezolano por cada uno extranjero. Había artistas maravillosos, y «decidí utilizar el recuerdo y la nostalgia como factor de conexión con el público».

«A todo volumen» nació, por tanto, con la idea de alegrar a los venezolanos. «Es el vehículo que yo he utilizado para recordarle al venezolano lo maravillosos que fuimos en una época, y recargarles las baterías». En el musical, dice, todo es positivo, No se habla de política, aunque se habla de los pros y los contras de Venezuela». Arranca la obra en nuestros días, pero prácticamente toda transcurre en el año 1987, y aborda temas universales; «el embarazo precoz, el sida, el amor y el desamor, las drogas».

La selección musical precedió a la escritura del libreto, aunque la idea estaba en su cabeza. En la obra suenan varios artistas españoles: Raphael, Mecano, Hombres G, Camilo Sesto, José Luis Perales, Locomía..., junto a canciones que recuerdan el gran momento de los culebrones venezolanos: «Topacio», «Cristal», «Abigail»... que marcaron a la autora y a toda una generación...

Pero Elaiza Gil soñó en grande y, animada por muchas voces, decidió sacar el musical al exterior, y comenzó por Madrid. A la capital trae, de momento, el formato «íntimo» del musical -que resume la historia pero aun así incluye a nueve intérpretes y cinco músicos, que acompañan a la autora-.