Nuria González y Fele Martínez, en una escena de «Todas las mujeres»
Nuria González y Fele Martínez, en una escena de «Todas las mujeres» - ABC
CRÍTICA DE TEATRO

«Todas las mujeres»: un náufrago entre féminas

Fele Martínez protagoniza la adaptación teatral de la serie y la película de Mariano Barroso y Alejandro Hernández

Actualizado:

Hay comedias -y «Todas las mujeres» es una de ellas- en las que el público se ríe todo el tiempo para, al terminar la función, preguntarse de qué se ha estado riendo. Porque esta obra, que antes de llegar a la escena fue serie de televisión y posteriormente película, cuenta la tragedia de un hombre, un náufrago en realidad, que bracea desesperadamente antes de hundirse y trata de agarrarse a los maderos que tiene a su alrededor -en este caso, cinco mujeres- en un desesperado intento de salvación.

Cuenta «Todas las mujeres» la historia de un veterinario cuarentón y alma de Peter Pan que roba con la complicidad de una joven que le tiene loco varios novillos pertenecientes a su suegro. El golpe no sale como él querría y aquí empieza su aventura. Su patética aventura, dispuesta escénicamente en cinco «rounds» con otras tantas mujeres, que como es de esperar dejan retratado -real como la vida misma- al varón, una víctima de sí mismo.

Daniel Veronese, uno de los directores argentinos con mayor personalidad, construye un espectáculo agridulce, como el texto, directo y crudo, y disfraza de comedia la tragedia con mano maestra. aunque no siempre se mantenga el compás. En un acertado y sencillo entorno escenográfico de Ana Garay, Fele Martínez sabe responder a los requerimientos de su personaje y su perdedor fluctúa entre los sentimientos de compasión y de «ahi te quedes». Que es lo que le dicen, por cierto, las cinco mujeres, entre las que destacan Nuria González y Lola Casamayor.