Alba Banegas, Antonio Hernández, Sol López, Carlos Lorenzo y Diego Morales
Alba Banegas, Antonio Hernández, Sol López, Carlos Lorenzo y Diego Morales - ABC

«Todas hieren y una mata», a la manera de Lope

Álvaro Tato ha escrito una comedia en verso siguiendo el estilo de Lope de Vega

MadridActualizado:

Lope de Vega es el punto de partida de «Todas hieren y una mata», el segundo montaje que presenta en el teatro Fernán Gómez la compañía Ay, Teatro, creada recientemente por Álvaro Tato y Yayo Cáceres, dos figuras que han contribuido enormemente en los últimos tiempos a desempolvar nuestro teatro del Siglo de Oro. Se trata, según explican sus responsables, de «una obra única, creada en verso a la manera de los grandes autores del Siglo de Oro según las formas estróficas y métricas planteadas por la “comedia nueva” de Lope de Vega».

Interpretada por Alba Banegas, Antonio Hernández, Sol López, Carlos Lorenzo y Diego Morales, «Todas hieren y una mata» viaja entre el siglo XXI y el siglo XVII para hablarnos del paso del tiempo, los recovecos del amor y el deseo y el precio de la conquista de la libertad de la mujer. Cuenta la historia, explican sus creadores, «del galán don Daniel y su criado Pico, perseguidos por el corregidor tras huir de la casa de la joven Aurora. Encuentran en el bosque a una bruja que les salva con sus hechizos para viajar por el tiempo. A lo largo de sus viajes temporales intentarán enamorar a Aurora, que guarda un secreto: es una dama lectora con una biblioteca enterrada en su jardín. Y errando su camino mágico, criado y caballero llegarán al siglo XXI, donde una misteriosa profesora les ayudará en su aventura amorosa…»

Álvaro Tato, responsable de buena parte de las adaptaciones presentadas en los últimos años por la Compañía Nacional de Teatro Clásico, es el autor de esta «comedia de capa y espada», que dirige Yayo Cáceres, y en la que sus personajes están recreados a partir de los prototipos del teatro clásico: la dama, el galán, el corregidor, la bruja, el gracioso…

Explica su autor que la comedia está «escrita en redondillas, romances, décimas, sonetos, octavas reales y demás formas literarias de la poesía dramática barroca». Se trata, añade, de «una comedia divertida y profunda, una aventura literaria, un homenaje al teatro clásico y una reflexión sobre nuestra cultura».

«Esta revisión de los personajes, situaciones y claves dramáticas de uno de los géneros esenciales del teatro áureo -continúa- constituye un canto de amor a los clásicos, pero también una reflexión contemporánea sobre el tiempo, la libertad y la cultura».