María Hervás, en una escena de «Iphigenia en Vallecas»
María Hervás, en una escena de «Iphigenia en Vallecas» - Vanessa Rabade

La tercera vida de Ifigenia

María Hervás regresa a El Pavón Teatro Kamikaze con el conmovedor monólogo de Gary Owen

Actualizado:

No es exagerado decir que «Iphigenia en Vallecas», la función que hoy regresa a El Pavón Teatro Kamikaze, es uno de los «fenómenos» de la escena madrileña de los últimos años. La base es triangular: por un lado su autor, Gary Owen; por otro su director, Antonio Castro Guijosa; y en tercer lugar, y seguramente el más destacado, por su adaptadora e intérprete, la actriz María Hervás, a quien este papel le ha supuesto el premio de la Unión de Actores a la mejor actriz. Le ha supuesto también el aplauso unánime del público que ha acudido a verla desde que estrenara el monólogo hace poco más de un año, y la íntima satisfacción de haber transformado un doloroso desengaño en una gozosa aventura teatral.

Cuenta María Hervás que, efectivamente, «hace casi cuatro años Hace casi tres años viví un profundo desencanto profesional. Justo al terminar el que había sido el proyecto más enriquecedor de mi carrera como actriz y el más doloroso. La desolación era palpable y teñía muchos de los aspectos de mi rutina».

Pero la actriz no quiso regodearse en la desgracia y se propuso recuperar la ilusión y encontrar el amor de un nuevo texto y un nuevo papel. Lo encontró en un texto, «Iphigenia in Splott», del galés Gary Owen, un monólogo presentado en el festival de Edimburgo hace tres años. Fue un amor a primera vista. «Me enamoré del texto», confiesa, y se entregó a su traducción y adaptación antes incluso de conseguir los derechos de la obra. Hubo un punto y aparte: su encuentro con Antonio Castro Guijosa, el detonante para que el texto, interpretado por ella misma, pudiera subir a escena.

La obra narra la historia de Ifi, «una nini», como la define María Hervás: «ni trabaja ni estudia. No es una princesa, no tiene un héroe de su parte ni sus conciudadanos sufren por su destino. Es una adolescente que no sabe hacia dónde va; algo sucede en su vida que parece que hará que todo vaya mejor, pero llega la tragedia». «Iphigenia en Vallecas» se estrenó en abril del pasado año al Kamikaze, al que volvió en diciembre pasado. Entonces escribió Juan Ignacio García Garzón en ABC: «Hervás ha vuelto al Ambigú del Pavón Kamikaze con esta Ifi que dibuja con gracia y verdad como un bello garabato nervioso, malhablado, violento y tierno, con aliño indumentario de sudadera, mallas, tremendos pendientes de aro y línea de ojos devastadora».