Al grito de «Marsillach» comenzó la función «Historias de un día cualquiera»
Al grito de «Marsillach» comenzó la función «Historias de un día cualquiera» - VARELA PRODUCCIONES

Teatro por y para la integración social

La compañía de teatro adaptado impulsada por Blanca Marsillach acaba la temporada con «Historias de un día cualquiera», una iniciativa que busca la normalización y la inclusión de personas con capacidades diferentes

Actualizado:

El centro cultural Lope de Vega acogió el pasado 19 de junio el final de temporada de la Compañía de Teatro de Blanca Marsillach, donde actores con y sin discapacidades comparten escenario. «Historias de un día cualquiera» es una adaptación de varias piezas del dramaturgo Pedro Muñoz Seca. «Fue un descubrimiento ver la cantidad de obras que tenía», comenta el director de la función Xavier Olza. El elenco de actores profesionales que promueven la inclusión social lo componen tanto grandes veteranos de la fundación como nuevos fichajes, como el actor Daniel Olías.

Los últimos ensayos de la obra ayudan a los intérpretes a despejar los nervios antes de la actuación. Daniel Olías repasa el texto con su compañero, el veterano Emilio Gutiérrez Caba, mientras la actriz Miriam Fernández canta sentada en una esquina «María de la O». El ensayo final termina y los nervios se han disipado. La compañía lleva una larga trayectoria de 9 años y sabe cómo hacer frente a esos momentos previos antes de salir a escena.

Al terminar la actuación el telón no baja: son los asistentes los que suben a improvisar con el elenco. Hacen las escenas a su manera y se convierte en «un momento mágico tanto para nosotros como para los espectadores». Adela Estévez con tres prótesis debidas a su discapacidad sobrevenida, comenta que «el público al que nos dirigimos participa, espera que tú le des, pero al mismo tiempo está ofreciendo».

De izquierda a derecha: Xavier Olza (director y actor), Miriam Fernández (actriz), Daniel Olías (actor), Ignacio Egea (vicepresidente de la Fundación Repsol), Blnaca Marsillach (socia y fundadora de la compañía), Emilio Guitérrez Cava (actor) y Adela Estévez (actriz)
De izquierda a derecha: Xavier Olza (director y actor), Miriam Fernández (actriz), Daniel Olías (actor), Ignacio Egea (vicepresidente de la Fundación Repsol), Blnaca Marsillach (socia y fundadora de la compañía), Emilio Guitérrez Cava (actor) y Adela Estévez (actriz) - VARELA PRODUCCIONES

El objetivo principal de este taller es dar visibilidad a personas con discapacidad, ayudar a la sociedad a tomar conciencia social y fomentar la igualdad de oportunidades. Miriam Fernández, la ganadora de la segunda edición del concurso televisivo «Tú sí que vales», tiene muy claro que las diferencias enriquecen a todos: «Los escenarios son diversos, la sociedad es diversa, y así se tiene que reflejar. Lo conseguiremos cuando se deje de hablar de esa integración y se comience a hablar de normalización y de convivencia».

«Aunque tenemos discapacidad somos profesionales y lo que queremos son oportunidades de poder demostrar encima de las tablas nuestra pasión», continúa Miriam Fernández, a quien una parálisis cerebral obliga a caminar con un andador. Por eso Daniel Olías hace un llamamiento con la esperanza de que «los actores españoles cuenten con personas con discapacidad en algún programa de televisión o en alguna serie».

Los actores Miriam Fernández y Daniel Olías
Los actores Miriam Fernández y Daniel Olías - VARELA PRODUCCIONES

La Fundación Repsol, Varela Producciones y, evidentemente, la Compañía de Teatro de Blanca Marsillach, han hecho posible que los tres actores estén luchando por hacerse un hueco en el mundo del espectáculo. La actriz Blanca Marsillach recuerda los inicios de este taller que «comenzó con una obra al año para un público de asociaciones». Ahora, nueve años después, han ido aumentando la plantilla: «Integramos dentro del elenco a personas como Miriam o como Adela, y por supuesto como Daniel». Además, confiesa que tener el apoyo de su gran amigo y compañero de profesión Emilio Gutiérrez Caba significa mucho para ella. «Que vea el trabajo que una, humildemente, hace con todo el amor», comenta.

Emilio Gutiérrez Caba ha sido fundamental para que el proyecto saliese adelante. Para él, «apadrinar una causa de esta categoría es muy importante». Dice sentirse conmovido porque haya acciones como esta. «En nombre de todos los actores y actrices de España, muchísimas gracias por estar donde estáis y desde luego tenéis nuestro aliento y nuestro apoyo», dijo agradecido.

El vicepresidente de la Fundación Repsol, Ignacio Egea, ha recalcado la importancia de iniciativas como esta, «buena no solo desde el punto de vista lúdico, sino desde el punto de vista educativo y de integración». Bajo el lema «Rompiendo las reglas» se embarcó desde el principio en esta aventura. «Es una oportunidad fantástica para conocer tanto el teatro por dentro como el mundo de la discapacidad de una forma más cercana», explica. Poco a poco van incorporándose voluntarios que con su labor hacen posible que se levanten las barreras físicas y sociales y su talento «fluye con muchísima naturalidad».