La Royal Shakespeare Company se españoliza

El Festival de Otoño acoge desde hoy y hasta el 31 de octubre los montajes de cuatro obras de Lope de Vega, Sor Juana Inés de la Cruz, Tirso de Molina y Cervantes

Julio Bravo/
Actualizado:

JMADRID. Si cualquier visita a España de la Royal Shakespeare Company es ya de por sí un acontecimiento teatral, la presencia estos días de la compañía británica en el Teatro Español, dentro del Festival de Otoño, resulta doblemente atractiva por el repertorio que va a poner en escena: cuatro obras de nuestro teatro clásico, ofrecidas en inglés (con sobretítulos en español) y por varios de los mejores actores de la compañía.

La Royal Shakespeare Company (definida por Mario Gas como «el paradigma de lo que una sociedad puede hacer con sus clásicos») estrenó hace unos meses estos cuatro títulos españoles dentro de un ciclo titulado «El Siglo de Oro español». Se trata de un proyecto absolutamente inédito dentro del conjunto británico. La iniciativa se debe a Laurence Boswell, un director teatral vinculado desde hace veinte años a la RSC, y que ayer aseguraba que con la puesta en marcha de este ciclo «se culmina un sueño personal de muchos años, que empezó cuando leí, siendo estudiante, «El perro del hortelano»».

La obra de Lope de Vega (traducida como «The dog in the manger») será la primera del ciclo, que continuará con «Los empeños de una casa» («House of desires»), de Sor Juana Inés de la Cruz; «La venganza de Tamar» («Tamar´s revenge»), de Tirso de Molina; y «Pedro de Urdemalas» («Pedro, the great pretender»), de Cervantes.

Según Boswell, que es además el director de «El perro del hortelano», la decisión de representar estos cuatro títulos se tomó «después de ver cien obras, que se quedaron después en treinta, de las que teníamos traducciones literales. Las puntuamos y quedaron diez, que di a varios directores que yo quería que trabajaran con nosotros. Así se realizó la selección».

Boswell y David Johnston, autor de la versión de «El perro del hortelano», coincidieron en sentirse al tiempo asustados y excitados ante el hecho de representar estas obras en Madrid, muy cerca de donde vivieron sus autores. «Significa volver a las raíces, al lugar donde empezó todo», dijo Johnston. Los dos señalaron también el desconocimiento que hay del teatro clásico español en Gran Bretaña. «Es un teatro desconocido -dijo Johnston-, pero muy vivo. El Siglo de Oro español posee, quizás, el repertorio teatral más importante de Europa». «Poner en pie estas obras ha sido como abrir el cofre del tesoro -añadió Boswell-, y espero que esto signifique un matrimonio teatral entre España e Inglaterra».