Una escena de «Turandot», actualmente en cartel en el Teatro Real
Una escena de «Turandot», actualmente en cartel en el Teatro Real - Javier del Real

El patrocinio privado en el Teatro Real supera por primera vez a las subvenciones públicas

El coliseo operístico cierra el año 2018 con unos ingresos de 56,8 millones, 1,2 millones más de lo presupuestado

MadridActualizado:

«Equilibrio presupuestario». Ese es el estado financiero del Teatro Real, según han anunciado con indisimulado orgullo sus responsables: Gregorio Marañón, presidente; Ignacio García-Belenguer, director general; y Joan Matabosch, director artístico. El coliseo operístico cierra el año con unos ingresos de 56.870.245 euros, una cifra superior en 1.279.636 euros con respecto al presupuesto de 2018, que fue de 55.523.710 euros.

Por primera vez, las aportaciones privadas han superado a las subvenciones públicas: 14.362.755 por 14.252.800 euros, y ha aparecido el micromecenazgo, gracias al proyecto promovido por la Fundación de Amigos del Teatro Real para dotar al coliseo de un patrimonio instrumental; los más de 4.000 miembros de esta fundación han aportado ya 400.000 euros.

Los ingresos por taquilla han alcanzado los 25.239.902 euros, tres millones más que en el año 2017 (22.365.478 euros), y que suponen el 45 por ciento de los ingresos totales. Durante el año, asistieron a las funciones del Teatro Real 261.270 personas: los títulos operísticos tuvieron una ocupación media del 92 por ciento, mientras que la de la programación de danza fue del 90,5. «Aida» y «Turandot» -que ha agotado totalmente sus localidades-, han sido las óperas más vistas. Y ello con una programación, en palabras de Joan Matabosch, «en el que el sesenta por ciento de los títulos han sido novedades».

En cuanto a los gastos de 2018, el grueso lo produjeron las producciones: 22.333.284 euros (un 41 por ciento). El resto provinieron de las partidas de Personal (13.673.371 euros, 25 por ciento), Orquesta y Coro (10.758.974 euros, 2o por ciento), Gastos de gestión (7.006.937 euros, 13 por ciento) e Inversiones (363.279 euros, 1 por ciento).

Por lo que respecta a 2019, el presupuesto es levemente inferior al del año que termina. «Es un presupuesto prudente», ha señalado García-Belenguer. El total es de 54.735.974 euros. La aportación de las Administraciones Públicas será de 14.698.800 euros, que suponen un 27 por ciento de los ingresos previstos. De ellos, 9.892.800 euros corresponden al Ministerio de Cultura, 3.800.000 a la Comunidad de Madrid y 1.000.000 al Ayuntamiento de la capital.

Este aumento del apoyo de la Administración municipal madrileña fue una de las cuestiones destacadas por los responsables del Teatro Real en su comparecencia. Gracias a ella el Ayuntamiento refuerzo su presencia en el Patronato del Teatro Real y vuelve a ser una «Administración Pública colaboradora» en lugar de un mero patrocinador: tendrá dos vocales, la persona titular de la Alcaldía de Madrid, como vocal nato, y un vocal adicional designado por el propio Ayuntamiento.

El 73 por ciento del presupuesto procede de los ingresos previstos por patrocinio y de los ingresos generados por la venta de entradas y otros conceptos, como el alquiler de espacios, cursos de formación, alquiler y venta de producciones propias y derechos audiovisuales, entre otros. Respecto al presupuesto de gasto, la partida más relevante será la destinada a producciones, con 20.037.689 euros, casi dos millones menos que en 2018.

Para este próximo año el Teatro Real tiene programadas 232 funciones, divididas en las temporadas 2018-2019 y 2019-2020. De ellas, 111 corresponden a 13 títulos de ópera, entre los que se incluyen cinco nuevas producciones solo en esta temporada que concluirá en junio.

Además, en 2019, el Teatro Real acogerá cuatro espectáculos de grandes compañías de danza -la primera será el Ballet de la Ópera de París-, seis conciertos y recitales, y casi un centenar de sesiones de espectáculos infantiles, integrados en el programa El Real Junior, incluyendo sesiones familiares y escolares.

El próximo año, por fin, las políticas dirigidas a fomentar el acceso de jóvenes y niños a la programación del Teatro Real, a través de los distintos programas formativos y las políticas de precios especiales - como las entradas de último minuto- contarán con una inversión de 2.504.610 euros, y está previsto que beneficien a más de 170.000 jóvenes y niños.