Peter Stein y Maddalena Crippa, fotografiados en Málaga. EFE

LA MUJER DE MIS SUEÑOS

JOSÉ ANTONIO SEDEÑO
Actualizado:

«Femmine Fatali (las hermanas de Kundry)»

XX Festival de Teatro de Málaga. Autor: dramaturgia de Peter Stein sobre textos de Taso, Brentano, Heine, Fray Luis de León, Goethe, Baudelaire y Víctor Hugo. Int: Maddalena Crippa. Dirección: Peter Stein. Dirección musical: Alessandro Nidi.

Afirma Peter Stein que el espectador actual es incapaz de disfrutar un espectáculo de tres horas. Acostumbrado a la relación que establece de manera cotidiana con el mando a distancia de su televisor, su capacidad para mantener centrada su atención se ha visto reducida a los cinco segundos que suele tardar en cambiar de canal. Esta posición de poder que nos proporciona el control aparente sobre el medio de comunicación encierra un efecto doblemente perverso: por un lado los creadores asumen cada vez menos riesgos, sus propuestas se vacían de contenido buscando la satisfacción inmediata de la audiencia, por otro, el público no llega a desarrollar nunca la sensibilidad necesaria para llegar a ser un espectador maduro.

Peter Stein es uno de los grandes maestros de la dirección escénica europea. Fundador en 1961 del Schubühne, compañía que dirige durante más de dos décadas, su carrera profesional se consolida con la colaboración de Botho Strauss, como asesor literario y del escenográfo Karl Ersnt Herrmann. A este periodo corresponden trabajos innovadores como «Peer Gynt» de Ibsen (1971), «El príncipe de Hamburgo» de Kleist (1972), «Las Bacantes» de Euripides (1974) y «Veraneantes» de Gorki (1974). En la década de los ochenta alterna el estreno de espectáculos de Esquilo, Stauss, O´Neil, Chejov, entre otros, con el montaje de operas. En 1990 estrena «Roberto Zucco» de Koltés y un año después será nombrado responsable de la programación teatral del Festival de Salzburgo, cuya dirección asume con el estreno en 1992 de «Julio Cesar» de Shakespeare. En el 2000 estrena en Hannover la versión integra del «Fausto» de Goethe.

El presente trabajo nace a la sombra del montaje del «Parsifal» de Wagner para el Festival de Salzburgo. En esta obra aparece una mujer misteriosamente seductora llamada Kundry. Fascinado por este personaje Peter Stein decide crear un espectáculo que recoja todas las referencias literarias a este arquetipo de mujer nacido del deseo y del temor masculino. La mujer frágil y dominante, sumisa y devoradora que ha sido representada sucesivamente como sirena, ninfa, esfinge, diablesa, bruja o vampira. Entre ellas el director alemán escoge la Armida de Tasso, la Lureley de Brentano, las sirenas de Fray Luis de León, la Lilith de Rossetti, la Esfinge de Heine, la mujer Vampiro de Baudelaire y la diablesa de Víctor Hugo. Todas ellas componen un rico mosaico de personajes que la actriz Maddalena Crippa va dibujando con una elegante gestualidad y una voz sensual que recorre todas las posibilidades que ofrece la musicalidad de los distintos idiomas reúne el montaje. Un ejercicio interpretativo soberbio que sorprendió y arrancó el aplauso entusiasmado de aquellos que tuvieron la sensibilidad suficiente para contemplar íntegramente el espectáculo.