«Inés desabrochada»,en un momento del ensayo general JUAN MANUEL SERRANO

Mistral, Velasco y Valladares estrenaron en Santander«Inés desabrochada»

La pieza teatral, que aborda de manera muy «personal» el personaje del Tenorio, abrirá el próximo mes de octubre la temporada del teatro La Latina de Madrid

CARLOS GALINDO
Actualizado:

MADRID. Antonio Gala vuelve a la actualidad teatral con la puesta en escena de su última obra «Inés desabrochada», protagonizada por tres pesos pesados de nuestra escena como son Concha Velasco, Nati Mistral y Francisco Valladares, entre otros, a las órdenes de Pedro Olea, director cinematográfico, quien debuta en la dirección teatral. Como suele ocurrir por estar fechas, los ensayos se apresuran para presentar los montajes en los festivales y ferias del Norte. «Inés desabrochada» se estrenó ayer en Santander, para proseguir gira durante julio y agosto antes de abrir la temporada madrileña en octubre, en el Teatro de La Latina.

Nati Mistral, una gran dama de la escena, vuelve a trabajar con Gala en esta obra en la que el autor aborda el conocido personaje del «Tenorio», para darle un estilo «más personal», como confiesa la actriz que acaba de finalizar las representaciones de «La Malquerida». «Esta es la primera vez que trabajo junto a Concha Velasco, pero es la tercera obra de Gala que interpreto».

«Concha hace de doña Inés y yo, lógicamente, de su ama, de Brigida, la alcahueta, claro -apunta-. Y como precisamente antes había interpretado «La Celestina», de Francisco de Rojas, y luego «La malquerida», de Benavente, pues ahora el papel me viene rodado. Lo que ocurre es que ahora ya no existe prácticamente el papel de alcahueta, ni hay que «remendar» nada, como hacían estos personajes que estamos citando».

Hablando de estos personajes que Nati Mistral interpreta en el teatro, nos interesamos por los comentarios jocosos, que nunca hirientes, que ha realizado para el libro «35 estampas eróticas japonesas», de Enrique Herreros, que acaba de lanzar la editorial Edaf, y que cuenta también con prólogo de Luis García Berlanga. «Todo surgió -comenta la actriz y ahora autora- cuando Enrique Herreros descubrió estos dibujos de su padre que hace años podían considerarse pornográficos y que ahora resultan prácticamente irrisorios. Dudé en un principio escribir esos textos, pero me insistió tanto que al final accedí. Y aquí estoy, como autora erótica. Hay comentarios muy divertidos como el de «A tu hija tápale la rendija»... Coincidió que en aquellos momentos estaba leyendo «Geisha», y aquello me inspiró para escribir un guioncito... »

Una afición literaria que podría tener una continuidad, como sería la de escribir sus memorias. «La verdad es que no se me ha ocurrido escribir mis memorias como han hecho otras -nos dice-. Estoy muy a gusto ahora como para complicarme la vida que, al final, también podrían complicar a otros».