Antonio Lagar y Adela Estévez
Antonio Lagar y Adela Estévez - ABC

Microteatro para la integración

Miriam Fernández estrena en El esconditeatro su pieza «Volviendo a la zarzuela»

MadridActualizado:

«Esta idea nace a causa de una profunda inquietud: acostumbrar a los espectadores a ver un andador o una silla de ruedas sobre el escenario sin que eso resulte extraño, y sin que las historias de los personajes giren en torno a sus limitaciones físicas, sino a los conflictos comunes de todo ser humano». Así explica Miriam Fernández, una joven actriz y cantante que nació con una parálisis cerebral que le impide andar, y que se resiste a que esta discapacidad física le impida desarrollar su actividad artística.

Con ese ánimo nacieron Acción Escénica Inclusiva Avatares y la productora La función de los sueños, que han unido fuerzas para levantar proyectos con la integración como espíritu. Fruto de ello es el estreno, hoy miércoles, de su obra de microteatro «Volviendo a la Zarzuela», escrita y dirigida por la propia Miriam Fernández, e interpretada por dos actores con discapacidad, Adela Estévez y Antonio Lagar. La obra se ofrecerá todos los miércoles de febrero en la sala El esconditeatro.

Miriam Fernández, Adela Estévez y Antonio Lagar se conocieron en el curso de interpretación para personas con discapacidad del Proyecto Pro, de donde fueron seleccionados por la compañía de Blanca Marsillach para interpretar la obra « Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?» Aquel proyecto ya pretendía integrar a actores con y sin discapacidad. Decía entonces Miriam: «Cuando en una película o una serie de televisión sale una persona con discapacidad, normalmente es porque algo de la historia gira en torno a ella. Y si en la vida diaria puede haber una secretaria con una discapacidad sin que ello influya en su trabajo, ¿por qué no pueden un actor o una actriz con estas características afrontar un papel así? Una discapacidad no es más que una circunstancia de una persona, igual que es llevar gafas o ser bajo de estatura».

Tras escribir «Volviendo a la zarzuela», Miriam envió el proyecto a distintas salas que programan microteatro en Madrid. Una de ellas, El esconditeatro, seleccionó la obra para formar parte de su programación de febrero. «Nos entusiasma estar en la programación habitual de una sala de teatro, no presentar la función en el ámbito de, por ejemplo, el Día de la discapacidad. Es importante participar en estas iniciativas, pero es muy reconfortante dar un paso hacia esa integración que perseguimos, y estar en igualdad de condiciones con compañías de actores sin discapacidad».

«Volviendo a la zarzuela» es un sainete, define Miriam, que cuenta la historia de Adela y Antonio, que llevan casados treinta y cinco años; se conocieron, precisamente, en el Teatro de la Zarzuela, pero con el tiempo han entrado en la rutina y se han olvidado de quiénes son. «No hay referencias a la discapacidad de ninguno de los dos; trata emociones humanas como el miedo a perder a quien queremos, la inseguridad, el anclaje en el pasado...»

Es más; Miriam Fernández escribió esta obra para estos dos actores pensando, precisamente, en la capacidad especial de uno de ellos. «Adela es cantante de zarzuela y lo aprovechamos, claro»