Las dos protagonistas de «Livinas provincianas»
Las dos protagonistas de «Livinas provincianas» - Geraldine Méndez

Memoria, reivindicación y humor gamberro en Lavapiés con los cuplés de «Livianas Provincianas»

Una joven compañía de teatro madrileña se propone recuperar la canciones que cantaban nuestras abuelas desde un punto de vista feminista y muy divertido

MADRIDActualizado:

Apenas rozan la treintena, pero en sus canciones nombran a grandes como Sara Montiel, Olga Ramos o la Argentinita. Estas célebres cupletistas fueron algunas de las referentes de Irene Domínguez y Paloma García-Consuegra a la hora de crear «Livianas Provincianas», una compañía de teatro, cuplé, cabaret «y todo lo que sea de cantar y de reírse», según dicen ellas mismas en su página de Facebook.

Estas dos actrices y cantantes apasionadas del cuplé dan vida a la Berta y la Reme, dos modistas de pueblo que han llegado a Madrid huyendo de su pasado. Con la necesidad de empezar de cero, intentarán ganarse la vida en la capital en su propio taller de costura clandestino a base de esfuerzo, puntadas, cuplés y un peculiar sentido del humor. En su búsqueda de clientes para sus trajes a medida encontrarán al público y como estrategia de venta irán rememorando fragmentos de sus biografías, sus sueños, anhelos, frustraciones… hasta desnudar más sus almas que sus cuerpos.

Picaresca y dobles sentidos para evadir la censura

Éste es el punto de partida del espectáculo ‘Es mi hombre’, el primero de la compañía. En su repertorio van engarzando temas como ‘La llave’, ‘La regadera’, el ‘Ven y ven’ o ‘La chica del 17’, grandes clásicos del cuplé que el público de mayor edad conoce y corea con emoción, mientras que los más jóvenes descubren atónitos. Canciones que rezuman picaresca y doble sentido, en las que las cupletistas de principio de siglo hacían maravillas para evadir la censura y lanzar mensajes tan sugerentes como “tengo un jardín en mi casa que es la mar de rebonito, no tengo quién me lo riegue y lo tengo muy sequito”…

Pero la Berta y la Reme no están solas en escena, las acompaña el amable desconocido pianista, o lo que es lo mismo, el músico y actor Juando Martínez Montiel. Su música de piano en directo acompaña las voces de las Livianas Provincianas en su intento desesperado por seducir al público para poder pagar el siguiente mes de alquiler. Orquesta esta locura Carlos Tuñón, director con una amplia trayectoria en teatro y audiovisual, y la dramaturgia de la pieza corre a cargo de Sergio Adillo. El artista Antiel Jiménez es el encargado de la plástica teatral del show.

Tras su paso por Matadero Madrid o el Teatro de la Abadía, «Livianas Provincianas» llegan a la sala El Umbral de Primavera en C/ Primavera 11, en pleno corazón de Lavapiés, por cuyo escenario han desfilado celebridades como Leo Bassi. Las entradas saldrán a la venta en breve, y se podrán adquirir a través de la página web de la sala. Las funciones tendrán lugar todos los viernes de mayo a las 22:30 menos el último de ellos, día 26, que se retrasa hasta las 23h.