«Intento probar que soy mejor actriz de lo que creo» Anne Hathaway _ Actriz
La actriz Anne Hathaway

«Intento probar que soy mejor actriz de lo que creo» Anne Hathaway _ Actriz

Actualizado:

POR JORDI PICATOSTE

«La boda de Rachel», que se estrena el 31 de octubre en España, constituye el primer papel importante de Anne Hathaway, neoyorquina a punto de cumplir los 26 años -el 12 de noviembre-, cuyo rostro apareció por primera vez en una pantalla protagonizando «Princesa por sorpresa», en la que trabajó junto a Julie Andrews. Precisamente, Hathaway, a diferencia de la eterna Mary Poppins, ha podido quitarse la etiqueta de chica Disney: «Soy actriz, cuento historias y no tomo decisiones por lo que la gente piense de mí. Haber hecho «Princesa...» no me excluye de realizar luego «La boda de Rachel». Me siento afortunada por la diversidad de personajes que me proponen. No intento probar nada; sólo que soy mejor actriz de lo que creo que soy», asegura.

Tras un breve papel en «Brokeback Mountain» y protagonizar las comedias «El diablo viste de Prada», al servicio de Meryl Streep, o la nueva versión de «Superagente 86», Hathaway se destapa como actriz dramática en el retorno de Jonathan Demme a la ficción donde la joven encarna a Kym, drogadicta en rehabilitación que disfruta de un permiso de fin de semana para asistir a la boda de su hermana Rachel. A lo largo de esas dos jornadas aflorarán los secretos y conflictos del pasado: «Lo que más me atrajo de Kym fue su honestidad. Ella quiere estar sobria y la manera de hacerlo es ser honesta; tiene que serlo para sobrevivir. Ella quiere ir a la boda de su hermana donde le dicen que tiene que fingir. Pero no lo puede hacer. Me encanta ese conflicto».

Hathaway se muestra exultante con la película. En el pasado Festival de Venecia, ella era la favorita para llevarse la Copa Volpi a la mejor actriz, logro que consiguió finalmente la francesa Dominique Blanc. Sin embargo, su nombre está bien situado para aparecer en la lista de candidatos a los próximos Oscar, lo que, de momento, no le quita el sueño: «Es el personaje mejor escrito que jamás me han ofrecido y he hecho el mejor trabajo de mi carrera en una película de la que estoy muy orgullosa. Claro que me encantaría pero ahora no pienso en ello». La actriz se deshace en elogios a su director, a quien admira: «Lo que me gusta de Jonathan es que no dice al espectador lo que tiene que pensar. Quiere que el público tome sus propias decisiones y a mí no me gusta ser manipulada. Este chico promete», acaba bromeando.

«La boda de Rachel» tiene otro punto de interés más ya que supone el retorno a la primera línea de Debra Winger, actriz emblemática de los 80 con filmes como «Oficial y caballero» o «La fuerza del cariño». que se retiró a mediados de los 90 para aparecer más tarde en contados filmes menores. Winger encarna a la madre de Kym, con la que tiene una escena particularmente intensa: «Lo que yo pensaba de Debra Winger sólo podía mejorarse trabajando con ella. Recuerdo la expresión en su rostro cuando muere en «La fuerza del cariño» y toda la complejidad por la que pasa el personaje. Debra es poderosa como mujer, como actriz y como ser humano. No puedes quitar los ojos de ella. Es fascinante, brillante y fuerte. Ella es pura verdad desde lo más hondo de su alma».