«La gran diferencia con Orson Welles es que yo soy más rico (y delgado)»

Actualizado:

ABC

CANNES. No muy satisfecho con presentar su película fuera de competición, Francis Ford Coppola habló en Cannes de su «Tetro» y, sobre todo, de sí mismo: «La gran diferencia con Orson Wells es que yo soy más rico», afirmó, antes de recordar que él también es «más delgado» que el autor de «Ciudadano Kane». Ambos han acabado buscando financiación fuera de su país («Tetro» es una película en blanco y negro financiada con dinero español y rodada en Argentina), pero Coppola se permite el lujo de viajar en su propio avión: «No hice dinero con el negocio del cine, sino con el del vino y los hoteles», aseguró en un encuentro con medios españoles.

«El dinero te puede dar libertad», resume el cineasta, que a los 70 años puede rodar aquello que realmente desea: «En la actualidad es muy difícil hacer cine en Estados Unidos si no se hace una película de género. La industria del cine se ha convertido en una promoción de bestsellers».

Protagonizada por Maribel Verdú y Vincent Gallo, «Tetro» es además el primer guión original que escribe el mito desde «La conversación», película con la que conquistó La Palma de Oro en Cannes en 1974.

El cineasta, que se arruinó en los 80 con «Corazonada» y se vio obligado a aceptar películas de encargo, ha aprendido que «cuando el presupuesto es más pequeño, más íntima es la producción, más grandes son las ideas o la excentricidad». Otra ventaja es no tener que llamar más a las puertas de los grandes estudios para pedir financiación.