Gerónimo Rauch, en «El médico»
Gerónimo Rauch, en «El médico» - ABC

Gerónimo Rauch: «Un intérprete nunca debe sentirse cómodo sobre el escenario»

El actor y cantante argentino se incorpora como protagonista al musical «El médico»

MadridActualizado:

Hacía siete años que Gerónimo Rauch (Buenos Aires, 1978) no se subía a un escenario español (salvo sus conciertos y el paréntesis del fugaz «Sunset Boulevard» en Tenerife). En este tiempo cimentó su carrera internacional al protagonizar «Les Miserables» y «The Phantom of the Opera» en el West End londinense, y echó a andar su faceta de solista con dos discos, uno de ellos dedicado a la música de los Beatles y el segundo a grandes canciones románticas.

Ahora este argentino de raigambre española o español de sangre argentina vuelve al teatro musical al incorporarse como protagonista a «El médico», una de las producciones punteras de la cartelera madrileña, basada en la novela de Noah Gordon. En ella encarna a Rob J. Cole, el joven que viaja desde Londres hasta Persia para alcanzar su deseo de convertirse en un gran médico.

«Nunca he dejado el teatro musical -protesta cuando se le pregunta por qué su vuelta ahora y con esta obra-. Siempre esperé los proyectos indicados que me permitieran además combinarlos con mi carrera como solista. Y con "El médico" voy a poder hacerlo y voy a poder seguir ofreciendo mis conciertos y alternarlos con las funciones. He apostado muy fuerte por mi carrera de solista y no me gustaría abandonarla ahora. No tiene la velocidad que tendría si estuviese haciendo reggaeton, pero estoy dando pasos firmes y sólidos en ella».

Discos

Vender discos hoy en día no es tarea fácil. «Ya ni se venden... Son más una tarjeta de visita. Pero la música llega; hay un público, se abren fronteras, y eso es lo mágico de un disco, que puede haber gente que te escuche y te conozca en Tailandia».

Gerónimo Rauch se incorpora ahora a «El médico», pero el interés de Iván Macías, el compositor y alma del proyecto, no es nuevo. «Hace tres años él y José Luis Sixto, el director, ya me hablaron de “El médico”, pero por distintas razones no pude unirme al proceso. No era el momento. Siempre me quedé con ganas de entrar, así que incorporarme ahora es como cerrar un ciclo».

No pudo estar en el proceso creativo, y ahora su intención es darle su voz y su personalidad al personaje de Rob. No duda cuando se le pregunta qué le atrae de este musical. «La partitura -contesta -. Me encanta, fue lo primero que me conquistó. Y me gusta también la capacidad de soñar bien alto y bien fuerte que tiene todo el equipo, con Iván a la cabeza. Han logrado lo que me parecía una locura hace tres años».

La novela

«Estamos hablando además -continúa Gerónimo- de una novela muy profunda, mágica, con un personaje que se va transformando delante de los ojos del espectador, que se va llenando de conocimiento y de coraje al mismo tiempo, que en tres horas vive un proceso de maduración y de inspiración».

Al hablar de si se siente cómodo vocalmente en el personaje, reflexiona: «El intérprete, el actor, nunca debe estar cómodo encima de un escenario. Eso hace que se mantenga con las alertas necesarias para afrontar el personaje. Si las canciones fuesen superfáciles para mí, en primer lugar no las disfrutaría. El público lo notaría y pasaría inadvertida. Hay momentos muy exigentes, la partitura lo es, y eso resulta muy bueno».

Hay algo, asegura, de operístico en el concepto del musical, que Gerónimo Rauch define como «épico», igual que títulos legendarios del género como «Les Miserables», « The Phantom of the Opera», «Martin Guerre» o Miss Saigon». «En ellos se está más a merced de la música que del texto, aunque éste siempre es importante. Pero la música es la que rige el camino».

Inglaterra y España

Tiene el intérprete la posibilidad de comparar entre el trabajo que, en el campo del teatro musical, se desarrolla en Gran Bretaña y en España. «“El médico” va a quedar como el gran musical español, a la espera de que venga otro más grande aun. En cuanto a la producción, se han hecho las cosas muy bien; tiene incluso algo de mágico. Es una locura que, cinco meses después de su estreno, esté compitiendo con otros títulos internacionales como lo está haciendo».

Se reencuentra Gerónimo Rauch con Sofía Escobar, que interpreta a Mary Cullen y que compartió escenario con él en Londres en «The Phantom of the Opera». «Hicimos un concierto el año pasado en Pedralbes y me hace mucha ilusión volver a coincidir con ella. La quiero mucho, es una artista divina».

Teatro musical, carrera discográfica... Y ahora televisión. Gerónimo Rauch ha participado en el programa «La mejor canción jamás cantada». «Tengo la sensación de que puede ser el principio de algo; me encanta la televisión, me siento muy cómodo. Es un lenguaje que conozco bien, mi madre era jefa de cásting en Telefé, un canal argentino, y yo allí me sentía como en casa. Es un mundo que me apasiona y puede ser además un altavoz extraordinario para que mi música llegue a más gente».