Carme Conesa y Xavi Mira
Carme Conesa y Xavi Mira - Manuel de los Galanes

«La familia Addams» sube cantando a escena

Esteve Ferrer dirige el musical con música de Andrew Lippa sobre el clan de la conocida serie televisiva

MadridActualizado:

Hace casi ochenta años que los disparatados miembros de la familia Addams se dieron a conocer. En 1964 empezó a emitirse en Estados Unidos una serie de televisión basada en los fantasmagóricos personajes creados en 1938 para una tira cómica del New Yorker por Charles Addams. Desde entonces, Morticia, Gómez, Miércoles, Fétido y sus demás miembros se han mudado al cine, nuevamente a la televisión y últimamente al teatro. En 2010 se estrenó en el Lunt-Fontanne Theatre neoyorquino el musical «The Addams Family», con libreto de Marshall Brickman y Rick Elice y música de Andrew Lippa, uno de los más singulares autores del teatro musical actual.

La obra llega ahora a Madrid en una producción dirigida por Esteve Ferrer y un reparto encabezado por Carmen Conesa, Xavi Mira, Lydia Fairén, Fernando Samper, Alejandro Mesa, Meritxel Duro y Javier Canales.Pedro Arriero es el director musical, Montse Colomé firma la coreografía y el autor de la escenografía y el vestuario es Felype de Lima. «Es un espectáculo diferente -dice su productor, Iñaki Fernández-: es al mismo tiempo una comedia familiar y adulta». Más de mil personas se presentaron a las audiciones y, asegura Ferrer, «podríamos tener cinco repartos igual de buenos».

A Esteve Ferrer, de por sí una persona locuaz, se le escapa el entusiasmo, que combinado con la adrenalina de los ensayos exacerba su verborrea. «Estoy tan satisfecho como cansado -dice con una irrefrenable sonrisa-. Vuelvo al género del teatro musical con una obra que es, por encima de todo, una gran comedia musical, en la que el texto, los personajes y la partitura tienen mucha altura».

En el musical -cuyo libro ha sido adaptado por el propio Esteve Ferrer junto con Silvia Montesinos-, los miembros de la familia Addams se enfrentan a lo que ellos califican como «una de las pesadillas más espeluznantes»: los niños se hacen mayores. Miércoles, la macabra niña, se enamora de un chico procedente de una familia «normal» de Ohio, a la que invita a cenar.

«La familia Addams» no es un musical «franquicia» -donde hay que respetar clavo por clavo la producción original-, y eso ha permitido a Esteve Ferrer, según asegura él mismo, «hacer una verdadera gamberrada, con muchos medios además. Nos hemos permitido dar un paso más en este sentido, que los americanos no se atrevían y que aquí en Europa es más habitual». Se refiere el director al ritmo, a la técnica del gag y del clown y a la comicidad.

«“La familia Addams” -defiende el director- es teatro con mayúsculas. Tiene mucha comedia, tiene gamberrismo, tiene ternura y espectáculo. En cuanto a la música, dice que la partitura de Andrew Lippa -autor de musicales como «You’re a Good Man, Charlie Brown» o «Big Fish»- «no es nada sencilla pero tiene mucha calidad». Y como el mayor elogio que puede dirigirle a la música añade: «A veces parece Sondheim».