Diana Lázaro, como Detrimento López
Diana Lázaro, como Detrimento López - ABC

«Besugo por las paredes»: la vida es como es, riámonos

Actualizado:

El título de este monólogo pensado, escrito, dirigido e interpretado por Diana Lázaro es una declaración de intenciones y aclaratorio de lo que el espectador de va a encontrar. Mucho humor teñido de absurdo. «Soy actriz -explica Diana-; siempre me han dicho qué hacer, qué decir, cómo hacerlo, cómo vestirme. Y ahora quería probar a contar algo que me parece extremadamente interesante, que es lo que no se muestra. Especialmente en la era de las redes sociales, donde se muestra una cara muy amable, muy lavada, muy “photoshopeada” de las cosas; y a mí me gusta ver lo que la gente no quiere enseñar. Y, sobre todo, lo que me gusta es reírme y hacer reír, hablar de las cosas que importan en la vida, como la salud -“tengo setenta y cinco kilómetros de nervios, así no hay quién viva tranquila”-, de las emociones, de los sentimientos -“a mí me gustaría llegar a una tienda y decir: llevo una semana de mierda, póngame cuarto y mitad de amor, por favor; y me va a poner un sicario baratito para matar a Fulanito y a menganito».

La protagonista de «Besugo por las paredes» es Detrimento López. «Es la voz -dice la actriz- que no puedo tener porque convivo con gente... Pero está ahí». Detrimento nació en Instagram. «Yo no tengo cuenta -no me gustan demasiado las redes sociales, a mí me interesa la vida-, y quise ver qué pasaba con este personaje y le creé un perfil. Me ha servido para desarrollar un lado creativo, me gusta mucho desarrollar este personaje, que me permite decir las cosas con total libertad, más de la que podría tener yo».

Detrimento López es un espejo deformado de Diana Lázaro. «A mí me gustaría que la vida fuera de otra manera, pero no puede ser. Es como es. Y cómo no puedo cambiarla, me río de ellas. Eso es “Besugo por las paredes”».