Una escena de «Galanteos en Venecia»
Una escena de «Galanteos en Venecia» - teatro de la zarzuela

La Zarzuela recupera «Galanteos en Venecia», una obra desconocida de Barbieri

Paco Mir, de Tricicle, dirige un espectáculo «que quiere competir con “El rey león”»

Actualizado:

El 24 de diciembre de 1853, en el Teatro del Circo de Madrid, se estrenó la zarzuela «Galanteos en Venecia», con música de Francisco Asenjo Barbieri sobre un libreto de Luis Olona. Fue «engendrada» en París, durante la estancia allí del compositor, y, según escribió él mismo, marcaba «una segunda manera» en su estilo. Aunque la noche del estreno, según el testimonio del músico, el éxito fue discreto, él estaba muy de acuerdo con su obra. «A mí me gusta la partitura», dijo.

Sin embargo, «Galanteos en Venecia» no había vuelto al escenario desde entonces. Paolo Pinamonti, actual director de la zarzuela y veneciano, ha querido recuperar. Para ello ha contado con Paco Mir, uno de los vértices de Tricicle y viejo conocido de la casa, donde su montaje de «Los sobrinos del capitán Grant» se ha convertido en un clásico. «El título no engaña: hay galanteos y pasan precisamente en Venecia -ha escrito-; tendremos condesas celosas, maridos casquivanos, donjuanes indomables pescadoras románticas y novios heroicos, pero suspicaces, buscando su destino en una obra que mezcla escenas de intenso dramonazo romántico con chispeantes situaciones de sainete. en segundo plano, intrascendente para la trama principal, el trasfondo político de las guerras rutinarias entre venecianos y turcos durante el siglo XVI».

Cristóbal Soler y José Sanchis se alternan en la dirección musical de este espectáculo, que cuenta con escenografía de Juan Sanz y Miguel Ángel Coso, vestuario de Anna Güell e iluminación de Nicolás Fischtel. La coreografía es de Fuensanta Morales, y el reparto incluye a José Antonio López, Juan Manuel Padrón, Carlos Cosias, Fernando Latorre, Antonio Torres, Santiago Nogués, Cristina Faus, Sonia de Munck, Jacobo Muñoz, Adolfo Pastor, Pepin Tre, Maribel Lara y Anna Ramos. Intervienen la Orquesta de la Comunidad de Madrid y el Coro del Teatro de la Zarzuela.

En la presentación, Paco Mir dijo que se había levantado «un espectáculo de la nada. El texto leído de sopetón era un plomazo impresionante», bromeó. A la trama, contó, le ha dado una vuelta de tuerca para que el lenguaje «se oiga bien y tenga lógica en nuestros días». Los tres decorados originales tendrán treinta variantes para que el público conciba la obra como un nuevo espectáculo, dijo Mir, que sacó pecho al decir que quiere lograr «un espectáculo que compita con “El Rey León”».