Uno de los conciertos del ciclo Bach Vermut
Uno de los conciertos del ciclo Bach Vermut - isabel permuy

El Centro Nacional de Difusión Musical mantiene su crecimiento

El director del organismo, Antonio Moral, presentó la programación de la temporada 2015/16

Actualizado:

El 1 de octubre de 2010 echó a andar el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), que aunaba las anteriores competencias de programación y gestión musical del Auditorio Nacional de Música, Centro para la Difusión de la Música Contemporánea y Centro de las Artes Escénicas y de las Músicas Históricas de León. Cinco años después de su nacimiento, Antonio Moral, su director desde entonces, puede presumir de tener entre las manos un proyecto consolidado y en constante crecimiento.

Así lo demuestran las cifras que el jueves se exhibieron durante la programación de la próxima temporada del CNDM, que contó con el respaldo de la presencia del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; la directora general del Inaem, Montserrat Iglesias, y un nutrido público que desbordó el aforo del Salón de Tapices del Auditorio Nacional. El número de conciertos ha pasado de 53 en la temporada 2010.2011 a 24o en la temporada 2014-2015, incremento mucho mayor en el número de actividades educativas: de 3 a 51. En cuanto a espectadores, se ha pasado de 25.580 a 103.820 (hasta el 1 de mayo de este año), lo que supone, porcentualmente, pasar del 73,51 al 80,5 por ciento de ocupación. También ha habido una gran variación en cuanto a estrenos absolutos (15 en la temporada 10/11, frente a los 102 en la temporada 14/15) y obras de recuperación histórica (4-70).

Premisas estéticas

Todos estos aspectos fueron subrayados por Antonio Moral, que aseguró que la próxima temporada se mantendrán «las mismas premisas estéticas y artísticas que hemos mantenido estos últimos años». La temporada del CNDM contará en la temporada 2015/2016 con 244 actividades; de ellas 190 serán conciertos, que se desarrollarán en dieciocho ciudades de ocho comunidades autónomas (habrá más conciertos fuera de Madrid, 100, que en la capital, 90). El Centro viajará por primera vez fuera de España, con actividades en Lisboa y Bogotá.

Una de las patas del CNDM es la difusión de la música de nuestros días, a la que se dedican 44 conciertos. En ellos se estrenarán 51 nuevas partituras, de las cuales 21 son encargos del propio centro. Entre los nombres propios en este apartado destacan Alfredo Aracil, Luis de Pablo, Antón García Abril, Jesús González, Manuel Rodeiro, José Río-Pareja, Juan Cruz-Guevara, Federico Mosquera Martínez, Jacobo Durán-Loriga, Laura Vega, Joan Arnau Pàmies, Ramón Paus, Irene Galindo, Carlos Cruz de Castro, Agustín Charles, Ramón Humet, Sebastián Mariné, Iluminada Pérez Frutos, Joan Magrané, Lera Auerbach, Sarah Nemtsov y Steffen Schleiermacher.

Música histórica

Otro de los esfuerzos del Centro que dirige Antonio Moral es la recuperación de música histórica. En este sentido, se van a recuperar ochenta obras inéditas de compositores como José de Nebra, Cristóbal de Morales, Francisco Corselli, Juan Manuel de la Puente, Pere Rabassa, Vicente Basset, Antonio Ripa, Juan Pascual Valdivia o Juan Antonio Aragüés.

Aunque Moral confesó no ser muy amigo de los aniversarios, el CNMD va a recordar este año distintos acontecimientos: el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, con sendos conciertos en Madrid y Granada; el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, con la recuperación de un oratorio inédito de Carlo Badia; el tercer centenario de la muerte del gran compositor alcarreño Sebastián Durón, al que se dedicará un programa con obras inéditas; y el nonagésimo aniversario del maestro Pierre Boulez, con tres obras de referencia de su catálogo camerístico: «Le marteau sans maître», «Livre pour Quator» y «Dérive I».

Nombres propios

Otros nombres propios destacables son los del pianista Christian Zacharias, que como Artista Residente estará en varios de los ciclos de la temporada; y Alfredo Aracil, Compositor Residente, que estrenará la ópera sin voces «Siempre/Todavía», proyecto realizado junto al diseñador Alberto Corazón; y una obra para violonchelo que verá la luz en Alicante. Otros artistas relevantes serán Rinaldo Alessandrini, Jordi Savall, Vivica Genaux, Eduardo López Banzo, Rocío Márquez, Silvia Pérez Cruz, Javier Perianes, Mayte Martín, Duquende, Rancapino, Chick Corea, Chucho Valdés, Karita Mattila, Joyce DiDonato, Christian Gerhaher o Rosa Torres Pardo.

De entre los diez ciclos que se celebrarán en el Auditorio Nacional, destaca el titulado Bach Vermut, puesto en marcha la temporada pasada y que ha resultado, según Antonio Moral, un auténtico éxito, con las entradas vendidas con meses de antelación y un público que en su mayoría se acercaba por vez primera al Auditorio Nacional.

Labor educativa

La labor educativa del CNMD es, según su director, prioritaria. La temporada próxima se celebrarán 54 actividades de naturaleza educativa, que se celebrarán en seis ciudades y contarán con la coproducción de cinco universidades cinco conservatorios y dos centros educattivos de secundaria, además del Goethe Institut.

El perfil del espectador que acude en el Auditorio Nacional a las actividades del CNMD es, según la directora general del Inaem, es homogéneo en cuanto a sexo (similar cantidad de hombres y mujeres), de cincuenta años, con una formación elevada (y frecuentemente estudios musicales), que acude una vez por semana o una vez por mes. Un 3 por ciento acude por primera vez, y la valoración media es de 4,34 sobre cinco.