Todos los galardonados de la XVIII edición de los Premios Max
Todos los galardonados de la XVIII edición de los Premios Max - efe

Rosa Maria Sardá, Blanca Portillo y el IVA, protagonistas de los Premios Max

Se anunció como la noche de las actrices y así fue. A las tres presentadoras oficiales se sumaron una larga lista de damas de la escena

María GÜELL
Actualizado:

La mítica avenida de los teatros barceloneses desplegó una discreta alfombra roja delante del Barts para recibir a la gran familia escénica en la XVIII gala de los Premios Max. Poco glamour y mucha queja sobre el IVA salpicaron una ceremonia ligera y sin mucho equipaje

Se anunció como la noche de las actricesy así fue. A las tres presentadoras oficiales (Carme Conesa, María José Peris y Teresa Vallicrosa) se sumaron una larga lista de damas de la escena entre las que no faltaron Montserrat Carulla, Mercedes Sampietro, Loles León, Mercè Pons, María Pujalte, Petra Martínez, Mercè Arànega, Emma Vilarasau, Lola Herrera y Luisa Martín, entre otras. Del Paralelo dorado poco queda, muy poco, pero suerte que La Maña se conserva como todos la recordamos y subió al escenario como botón muestra. También Silvia Marsó fue testigo de esta gran avenida que la vio nacer. Todas ellas manejaron una gala sin sobresaltos ni anécdotas que resaltar.

Los premios de danza empezaron con un Max a Rocío Molina por su atrevido «Bosque Ardora» en la categoría de mejor coreografía. «El año pasado estuve nominada a los Max y este año lo he conseguido», explicaba Molina, Premio Nacional de Danza en la modalidad de Interpretación en 2010. La bailaora recibió su primera manzana ataviada con un look muy divertido. «El estilismo es de Garbo de Greta y es un homenaje a mi espectáculo “Bosque Ardora”, mitad mujer, mitad animal», añade la artista que sabe que este montaje ha sido muy polémico pero que celebra que ya tiene programada una gira para todo el 2016.

Más disperso estuvo Israel Galván al recoger el premio al Mejor Bailarín Principal que se vio superado por la situación y no supo explicar en palabras su agradecimiento.

Veintiún segundos de silencio

Loles León saludó al Paralelo con simpatía para pasar a dedicar sus palabras al IVA: «Hemos pasado el minuto veintiuno de la gala y pido veintiún segundos de silencio por este número tan perverso que ha hecho tanto daño a la cultura».

Homenaje a la Bienal de Flamenco, aplausos a Rosana Torres y público en pie con la aparición de Rosa Maria Sardà que recogía el Max de honor.

El directo es traicionero y el locuaz Pepón Nieto tampoco supo explicar con gracia sus quejas sobre el gobierno en materia de cultura ni Blanca Portillo se aclaró con un larguísimo discurso que se enredó desde el minuto uno.

El momento más emotivo quedó suspendido por decisión del jurado que no quiso entregar a título póstumo el Max a Rosa Novell por su papel en «El último encuentro». Hubiera sido un gran momento pero no pudo ser… Así que la pareja de Mercè Pons y Rosa Maria Sardá (juntas trabajaron en la mítica película « Actrices» de Ventura Pons) fue la más aplaudida y la que quedará para el recuerdo de esta gala de los Max en un Paralelo poco iluminado.