Natalia Millán, protagonista de «La viuda alegre» - Enrique Moreno Esquibel

«La viuda alegre» llena de lujo y glamour el teatro Arriaga de Bilbao

Natalia Millán protagoniza el montaje de la opereta de Franz Léhar, bajo la dirección escénica de Emilio Sagi

Actualizado:

El teatro Arriaga de Bilbao acoge hoy el estreno de «La viuda alegre», una de las operetas más populares, y escrita por Franz Léhar en el arranque del siglo XX. Natalia Millán es la protagonista de una producción que dirige escénicamente Emilio Sagi y musicalmente Jordi López. Antonio Torres, Silvia Luchetti, Guido Balzaretti, Enrique Viana y José Manuel Díaz completan el sexteto protagonista.

Emilio Sagi, que ha trasladado la acción al París de los años treinta, ha contado para su producción con su equipo habitual de colaboradores: Daniel Bianco (escenografía), Renata Schussheim (vestuario), Eduardo Bravo (iluminación) y Nuria Castejón (coreografía).

«La viuda alegre» es probablemente el título más emblemático del género de la opereta. Con música de Franz Léhar y libreto de Victor Léon y Leo Stein basado en la comedia «L'attaché d'ambassade», de Henri Meilhac, se estrenó en Viena en diciembre de 1905. A España llegó muy pronto; el teatro circo Price la presentó en febrero de 1909.

Sagi trata la obra como una comedia musical y mezcla en escena -ya lo hizo en su reciente montaje de «Lady be good» y «Luna de miel en El Cairo» en la Zarzuela- el mundo de la lírica con el de la comedia musical, que en realidad no están tan alejados. Lujo, glamour y sofisticación están presentes tanto en el vestuario como en la escenografía.

La obra cuenta con números musicales muy populares, como la canción «Villa» y, especialmente, el «Vals de la viuda alegre». «Se trata de una obra -dicen los responsables del montaje- que por la picardía de su argumento, la belleza de sus melodías, el encanto de su mundo irreal… dibujará en el público una sonrisa en la cara que durará unas cuantas horas tras cada representación».