Ana Villa, Emilio Buale y Lucía Quintana, protagonistas de «Mujeres y criados»
Ana Villa, Emilio Buale y Lucía Quintana, protagonistas de «Mujeres y criados» - javier naval

«Mujeres y criados», el texto inédito de Lope, cobra vida en el Teatro Español

El miércoles 29 se estrena esta obra, desaparecida durante cuatro siglos, que dirigen Laurence Boswell y Rodrigo Arribas

Actualizado:

No es imposible -aunque no existen testimonios ni certezas- de que Lope de Vega estrenara en el Corral del Príncipe su comedia «Mujeres y criados». Rodrigo Arribas, sin embargo, fantasea con esta posibilidad mientras, en el patio de butacas del Teatro Español -en el mismo lugar en el que estuvo el legendario tablado madrileño- prepara los últimos ensayos de la exhumación escénica de esta obra, que se atreve a calificar como «una de las mejores de Lope de Vega».

Rodrigo Arribas es uno de los codirectores (junto al británico Laurence Boswell) de «Mujeres y criados», la obra inédita de Lope de Vega que se estrenará el próximo miércoles 29 en el Teatro Español, donde permanecerá en cartel hasta el 24 de mayo. Es una coproducción entre el propio teatro, la Fundación Siglo de Oro y Pentación, y cuenta con un reparto que componen Lucía Quintana, Ana Villa, Emilio Buale, Javier Collado, Julio Hidalgo, Pablo Vázquez, Alejandra Mayo, Jesús Teyssiere, José Ramón Iglesias, Jesús Fuente, Mario Vedoya y Jorge Gurpegui.

Un hito

El estreno es, en palabras de Rodrigo Arribas, «un hito», porque supone la vuelta a los escenarios de una obra inédita de Lope de Vega, de la que se conocía el título pero se creía perdida hasta que, el año pasado, Alejandro García-Reidy, profesor en la Universidad estadounidense de Siracusa, anunció el descubrimiento de un manuscrito de esta pieza en la Biblioteca Nacional. «El proceso de localización y autentificación es digno de una película o de un capítulo de la serie de televisión CSI», dice Arribas.

La última representación de «Mujeres y criados» de la que se tiene testimonio se celebró en Barcelona a finales de 1631 o principios de 1632. La llevó a cabo la compañía de Pedro de Valdés, la misma que la estrenó unos años antes -la fecha de su escritura se sitúa entre 1613 y 1614-. Este dramaturgo, actor y empresario, casado con la actriz Jerónima de Burgos, fue también el autor de la copia manuscrita, fechada también en 1631, que se conserva en la Biblioteca Nacional.

La última representación de la obra se celebró en Barcelona a finales de 1631 o principios de 1632

El texto de Lope de Vega llegó a Rodrigo Arribas y a la Fundación Siglo de Oro, que él dirige, a través de Prolope, un grupo de investigación de Lope de Vega de la Universidad Autónoma de Barcelona, con el que Siglo de Oro suele trabajar. «En la fundación siempre hemos querido reforzar los puentes entre el mundo académico y de investigación y el mundo de la escena -dice Arribas-; creo que es muy enriquecedor para nuestro trabajo». No las tenía, confiesa el director, todas consigo cuando empezó a leer el texto. «Pensaba que si había permanecido escondido durante cuatro siglos era porque no tenía la suficiente calidad, pero me equivocaba. “Mujeres y criados” es una auténtica joya; se la mostré a colaboradores de la fundación como Ernesto Arias, que estuvieron de acuerdo conmigo». Se hizo una traducción al inglés, sigue el relato de Rodrigo Arribas, y se la hicieron llegar a Laurence Boswell, antiguo director asociado de la Royal Shakespeare Company, y que trabajó con la fundación (cuando era la compañía Rakatá), para la que dirigió «El perro del hortelano».

En ese momento entró en escena el Teatro Español; su entonces recién llegado director, Juan Carlos Pérez de la Fuente, decidió su estreno en la sala, tras una lectura de la obra durante el acto de entrega del premio Lope de Vega de teatro, que concede el Ayuntamiento madrileño. Boswell aceptó el reto de poner en pie esta obra, aunque compromisos anteriores le han impedido estar en los últimos días de montaje, en los que ha sido relevado por Rodrigo Arribas.

El texto llega prácticamente íntegro a la escena del Español. «Se han hecho pequeñas actualizaciones y pequeños cortes, pero de los 3.200 versos que tiene el texto, ha desaparecido apenas un dos por ciento», explica Arribas. También ha habido motivos prácticos en la alteración del original; en una de las escenas aparecen unos esclavos turcos que hubieran elevado el número de actores a dieciséis o diecisiete.

Revolver a España

«Como apunta el título de la comedia -ha escrito García-Reidy-, “Mujeres y criados” tiene como protagonistas a dos grupos de personas que, en la sociedad del siglo XVII, ocupaban una posición secundaria en las relaciones interpersonales: bien por cuestiones de sexo, bien por cuestiones de estamento».

El texto llega prácticamente íntegro a la escena del Español

«Es una obra que se convertirá en un clásico -augura Rodrigo Arribas-; tiene una dramaturgia excelente, con todos los resortes dramáticos y las temáticas transversales. Es un texto magnífico, por el uso del juego de los extremos, la construcción de unos personajes fascinantes, y la atemporalidad de los conflictos, que le permite llegar perfectamente al público de hoy en día». «Mujeres y criados pueden revolver a España», dice el personaje de Violante al final del segundo acto; la frase, dice Alejandra Mayo (además de actriz, corresponsable de la fundación Siglo de Oro), es una muestra de su modernidad.

Amor, poder e ingenio son los tres pilares sobre los que se asienta esta comedia, en la que el desafío de las convenciones sociales se convierte en un motor y en la que Lope de Vega vuelve a mostrar, según palabras de Rodrigo Arribas, «su adelantada visión de la mujer, y el respetuosísimo concepto que tenía de ella». «El protagonismo de Luciana y Violante -insiste García-Reidy-, con la defensa de la libertad del deseo femenino que conlleva su comportamiento y los ingeniosos engaños que despliegan a lo largo de la obra para lograr sus objetivos amorosos, es con diferencia uno de los aspectos más memorables que uno lleva consigo tras el final de la obra».