Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta, en una escena de la obra
Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta, en una escena de la obra - aBC

«Lluvia constante»: la línea de la verdad

David Serrano dirige a Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta en esta obra de Keith Huff sobre dos policías de Chicago

Actualizado:

Keith Huff, un dramaturgo y guionista estadounidense que ha participado en la escritura de series como « House of cards» y « Mad men», es el autor de « Lluvia constante» (, una obra que vio la luz en Chicago en 2007 y que un par de años más tarde llegaría a Broadway de la mano de dos estrellas de Hollywood: Hugh Jackman y Daniel Craig. En «Lluvia constante», Huff encierra en una habitación a dos policías de Chicago (Rodo y Dani, en la versión española), amigos desde la infancia, a los que una serie de acontecimientos les lleva a replantearse su vida y su amistad.

Clásico contemporáneo

David Serrano ha adaptado el texto y dirige la función, que interpretan en los teatros del Canal Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta. Para Serrano, este texto será un clásico, como hoy lo son los textos de Arthur Miller y Tennessee Williams. «Es muy complicado -dice- que un texto sea tan moderno y tan clásico al mismo tiempo; que sea capaz de dibujar a la perfección personajes tan complejos, tan ricos y tan reconocibles; que su historia, tan dolorosa y terrible, te atrape desde la primera línea y que no te suelte hasta hora y media más tarde, como los mejores thrillers de Hollywood, pero con la profundidad de los mejores dramas».

«Lluvia constante» está planteada como un juicio, en el que el público es el jurado. Una línea separa el escenario del proscenio; «delante de ella, todo lo que se dice es verdad», cuenta Roberto Álamo. El actor explica su presencia en este montaje. «Elijo los proyectos de teatro que hago si cuando leo un texto me emociona, y es lo que me ocurrió con esta obra. Quería hacer esta historia, contarla. Me resulta difícil creer que no haya un solo espectador que venga a verla y no salga de aquí transformado». «Yo pensaba rechazar el proyecto -dice por su parte Peris-Mencheta-, pero al leer el texto hubo tres momentos en que me dio un vuelco el corazón. Pensé si podía aportar algo a la obra, si la obra me podía aportar algo, me respondí afirmativamente y aquí estoy».

Rodo y Dani son dos personajes complementarios. El primero (Peris-Mencheta) es, dice su intérprete, «huraño, solitario, alcohólico, muy dependiente y profundamente infeliz». A Dani lo define Álamo, por su parte. como alguien «basado en la pasión, la sangre; por momentos, la violencia, que le lleva a cometer muchos errores».

Defender el papel

Ninguno de los dos policías -Rodo y Dani- son dos angelitos. Sergio Peris-Mencheta bromea al decir que «Roberto defiende su personaje con uñas y dientes». «He de hacerlo; no puedo juzgarlo, pero tengo que defenderlo y mojarme; Dani tiene un corazón enorme». «La historia la cuenta cada uno -añade Sergio- desde su perspectiva. Y su verdad es probablemente mentira».

Lo que pasa durante la obra, cuentan los actores, «les va descubriendo y les va alejando, pero al mismo tiempo hace que se vayan encontrando con ellos mismos, y aparecen dos corazones que se parecen mucho más de lo que en principio cabría pensar».